Editor

Editor

Lunes, 18 Febrero 2013 07:57

Fuente de Panchía

Fuente de panchia montillaLos montillanos de hoy aún no sabemos en que siglo construyeron nuestros antepasados la Fuente de Panchía. Solo lo que nos dice el gran historiador José Morte Molina en su libro Montilla, Apuntes Históricos, que en año 1836 hicieron a esta fuente obras de mejoras. Según dice la tradición cuando fue construida le pusieron debajo de su caño dos pilas grandes procedentes de los antiquísimos lavaderos del pago de Panchia, que fueron construidos por los romanos, de ahí que nuestros antepasados le pusieran el famoso nombre. En la década de los cincuenta del pasado siglo la Fuente de Panchia estaba en ruinas. La desaparecida Hermandad Sindical de Labradores y Ganaderos les hizo una restauración dejándola completamente nueva. Debajo de su caño le dejaron una de sus pilas, de la otra que la completa ignoramos su paradero, a la fuente le hicieron un gran pilar redondo y alrededor, fue adoquinada con las piezas que pertenecieron a la antigua Corre-dera. Su caño no echa mucha agua por culpa de varios pozos construidos en los alrededor de sus veneros que les roban el caudal así como ocurre con otras fuentes de Montilla. Construidas en las veredas, y caminos de nuestro termino para que los trabajadores agrícolas y el muchísimo ganado que en aquel tiempo había en los cortijos pudiera beber en estas fuentes. Como no se le ponga remedio a nuestras fuentes campesinas van a terminar secas.

El lugar escogido para construir esta fuente de Panchia no puede ser más hermoso. Por encima esta la Vereda de las Instancias, por debajo la Vereda de Monte Aguayo, a la izquierda el antiguo camino de la Huerta Antona, que va derecho al pago de Cantarranas. Allí hubo una batalla entre franceses y españoles durante la guerra de la Independencia donde seguramente muchos montillanos participarían contra el invasor frances. A la derecha de nuestra fuente esta el camino del lagar de la Toba, que fue una calzada romana. De este mismo camino nace otro antiguo: el de la Pilita del Muerto, que va derecho a las Pilas de Panchia, y como antes hemos comentado estuvieron los antiguos lavaderos romanos.

Siendo guarda de campo mantuve conversaciones con personas muy mayores que siendo jóvenes trabajaban en aquel pago, comentándome que en aquellos tiempos no había en aquellos lagares o casillas que no tuvieran junto a su pozo una antigua pila procedente de los lavaderos romanos antiquísimos, y que no se podrían contar la cantidad de restos romanos que a lo largo de los años han ido apareciendo en el pago.

 

 

SalinasRESUMEN. De todas las formas posibles utilizadas por la Humanidad para obtener sal común, hay una que, a nivel europeo, puede considerarse propia de la Península Ibérica: la salina de interior, cuya explotación comparte con las de la costa el aprovechamiento de la radiación solar y la energía eólica para evaporar la salmuera, pero a muchos kilómetros de cualquier mar.

Prensa de Alvear y Molino del CarrilCon el estallido y la posterior expansión de la Revolución Industrial, desde 1750 a 1850, se implantó el hierro en todas las industrias europeas, quedando también transformadas las almazaras españolas por la introducción de las nuevas prensas oleícolas, construidas en hierro colado,  tanto mecánicas como hidráulicas.

Esta última fue inventada por el ingeniero inglés Joseph Bramah en 1796 y aplicaba la Ley de Pascal1. Durante sus viajes a Inglaterra, el ingeniero español Agustín de Betancourt, tras recabar el conocimiento necesario sobre la prensa hidráulica, obtuvo una patente para proceder a su  explotación industrial en 1797, pero la máquina se incorporó inmediatamente a una colección de modelos realizada para el Real Gabinete de Máquinas del Buen Retiro (Madrid), un museo.
En el contexto socio-económico, durante 1830 a 1880 se dio el primer gran impulso al sector oleícola español, debido a la desaparición de los monopolios nobiliarios y eclesiásticos, la puesta en cultivo de tierras baldías y desamortizadas, el acceso a la propiedad por parte de la nueva burguesía y al aumento de la demanda interna y, sobre todo, externa, ya que una parte importante del aceite nacional era destinado a usos industriales en los mercados europeos (Inglaterra, Alemania, Dinamarca, Rusia, etc.). La primera prensa hidráulica traída hasta España con fines industriales fue importada en 1833 desde Manchester (Inglaterra) por Diego de Alvear y Ward, quien la instaló en el municipio cordobés de Montilla para poder extraer el aceite de oliva en el molino familiar del Carril.

Este gran innovador agroindustrial, tras conocer la prensa hidráulica inventada por Bramah durante un viaje a Inglaterra2, tomó datos de la misma y calculó los pertinentes cambios que se debían introducir en ella con la intención de aplicar su mecanismo a las almazaras y extraer así el aceite de oliva. Una vez dibujados los planos necesarios, la prensa hidráulica se fabricó en las fundiciones inglesas de Manchester, utilizando para ello hierro colado.

El propio Alvear hizo de la misma el siguiente relato en 1834: «La máquina que he tenido la dicha de dar a conocer en España, aplicándola al importante ramo de la elaboración del aceite, es invención del sabio  mecánico inglés Mr. Joseph Bramah, y se conoce con el nombre de prensa hidráulica. En Inglaterra y Francia se sirven de ella para prensar papel, heno, paños, y para reducir a menor volumen las piezas de algodón y fardos que se destinan para embarcar; pero aunque tenía noticia de ella, y varias obras refieren que sería muy conveniente para extraer el jugo de frutas y semillas con el fin de hacer vino y aceite, no había tenido   ocasión de verla aplicada a estos objetos. Por consiguiente tuve que dedicarme a recoger datos en nuestros molinos y a meditar y calcular las variaciones y dimensiones para formar los planos y poderla construir de modo que sin alterar los usos establecidos para que repugnase menos su introducción, consiguiese acomodarla al beneficio de las grandes cosechas de aceituna. Así en efecto ha sucedido; pues habiéndola construido en Manchester y colocado en Montilla en el año pasado de 1833, ha prensado, a pesar de la escasez de la cosecha más de 500 fanegas, mereciendo por su sencillez y fácil manejo, su solidez y poco costo, y por las grandes ventajas quelleva a las que usamos, la admiración y encomio de cuantos la han visto trabajar» (Descripción, uso y ventajas de la prensa hidráulica).

M. Yolanda López y Alberto Moreno

 

1 Enunciada por el físico y matemático francés Blaise Pascal (1623-1662), dice así: «la presión ejercida en cualquier lugar de un fluido, encerrado e incompresible, se transmite por igual en todas las direcciones del  fluido, es decir, de forma constante». 2 Por aquel entonces utilizada para prensar papel, heno y algodón.

Antiguo molino de aceiteEsta tesis doctoral se ha dedicado a los artefactos más comúnmente utilizados por los almazareros cordobeses del siglo XVIII: muelas verticales, prensas de torre o de viga, etc.

Estos primitivos artilugios, con tecnología subsidiaria de la civilización romana, presentaban unas dimensiones que influían en el diseño final de la nave industrial o del recinto almazarero donde se ubicaban y una potencia de funcionamiento definida por el peso de un macizo pétreo: muela, quintal, etc.

El objetivo principal del presente trabajo ha sido determinar el origen y la historia de una gran almazara fundada por el marquesado de Priego en plena sierra de Montilla bajo el nombre de Casa-Molino de Jesús Nazareno, popularmente conocido por Molino Nuevo del Diezmo, y que durante la Edad Contemporánea tomó la denominación actual: Molino del Toro. Junto a esta investigación histórica, se ha realizado un estudio gráfico del citado molino aceitero para definir su tecnología y arquitectura iniciales. Para poder interpretar las características ingenieriles existentes en las almazaras cordobesas del siglo XVIII, se ha elaborado además un análisis tipológico y funcional de las mismas, resultando el Molino Nuevo del Diezmo una construcción rural que puede servir de modelo a nivel provincial como almazara con prensas de viga.

En el siglo XVIII, la industria del aceite de oliva requería de un importante y diferenciado espacio arquitectónico para contener la maquinaria primitiva, pesada y enorme, así como los elementos complementarios que debía utilizar: aljibe o pozo, caldera, decantadores, etc. Las torres de contrapeso actuaban como puntos de apoyo para neutralizar el empuje de las vigas durante la prensada, por lo cual fueron en sí parte integrante del propio mecanismo al igual que los castilletes móviles de piedra maciza lo fueron para las prensas de torre. Durante casi toda la Edad Moderna, el marquesado de Priego tuvo el monopolio del aceite de oliva en Montilla. Los agricultores se vieron obligados a entregar sus aceitunas en las instalaciones señoriales de la ciudad y a pagar la correspondiente maquila. Por otro lado, la edificación de nuevas almazaras populares al servicio de los oleicultores quedó estrictamente prohibida. Todos estos acontecimientos fueron la causa de numerosos conflictos sociales que se intensificaron por la reducida capacidad productiva del molino señorial en relación a la gran demanda existente. Ya en el siglo XVIII, el marquesado de Priego, anexado entonces a la Casa Ducal de Medinaceli, concedió diversas licencias para el uso particular de los molinos y, por otra parte, construyó nuevas almazaras en las zonas rurales más distantes al núcleo urbano. La mayor de todas ellas fue denominada Casa-Molino de Jesús Nazareno, que albergó tres prensas de viga con sus respectivas máquinas para moler y sus torres de contrapeso.

Mina romana en MontillaLa gran actividad minera de la civilización romana se hizo especialmente intensa en Hispania, con explotaciones repartidas por todo su territorio, algunas de gran envergadura como las
de Almadén o Río Tinto. La mayor parte de las mineralizaciones romanas se han visto afectadas por nuevas etapas de actividad en relación directa con el auge minero experimentado durante la Edad Contemporánea (siglos XIX y XX), pero en algunos casos se conservan íntegramente las estructuras originales en todo su esplendor. Esto último se da en Piedra Luenga, uno de los yacimientos ferruginosos más importantes de la  campiña cordobesa desde la romanización.

Barril Roble Americano MontillaDesde que ciertos artesanos de la Galia romana (actual Francia) idearon un sistema para cortar varios listones de madera y unirlos con aros de hierro, creando así el barril, la tonelería se convirtió en una manifestación necesaria para la industria del vino, aunque al principio sólo fue utilizada para el transporte vinícola hacia otros lugares. Posteriormente, en los monasterios medievales, se descubrió que los caldos envejecían mejor y prolongaban su vida si eran almacenados en recipientes de madera: toneles. La producción vitivinícola tiene una tradición de siglos en el término municipal de Montilla, cuyo legado atrajo a la ciudad toda clase de
actividades industriales relacionadas con el vino, entre ellas la tonelería. Con el artículo que a continuación exponemos, se tiene la pretensión de poner en valor al gremio artesanal de los toneleros montillanos, grandes maestros que desde tiempos centenarios han posibilitado la salvaguarda del vino en las bodegas de crianza y en las casas de los que saben disfrutarlo.

Texto: Ma Yolanda López Gálvez y Alberto Moreno Vega

 

Más abajo enlace para la descarga completa del artículo.

 

Viernes, 14 Diciembre 2012 11:33

La Bodega Vieja de Cobos

Bodegas Cobos MontillaEl montillano D. José Cobos Ruíz, fundador de las bode gas que llevaron su primer apellido, fue algo singular en el mundo vitivinícola y todo un talismán para su pueblo. Los camiones cargados de vino, cuyos toldos difundieron el pregón de su negocio y de su ciudad natal: Bodegas Cobos / Montilla, llegaron a circular hacia Madrid con más frecuencia que los del pescado. Así, las botellas lacradas durante una jornada laboral podían ser descorchadas al día siguiente en la capital de España. La instalación pionera fue llamada Bodega Vieja.

Viernes, 14 Diciembre 2012 11:07

Los oficios del barro en Montilla

AlfareroLos antiguos alfares-obradores La elaboración del barro La fabricación de materiales cerámicos destinados a la construcción,como por ejemplo ladrillos y tejas, o a la industria, sobre todo tinajas donde se almacenaban el vino y el aceite de oliva elaborados en lagares y almazaras respectivamente, representó desde tiempos pasados un buen oficio para muchos montillanos, una profesión que se potenció con el crecimiento urbanístico de la ciudad y el desarrollo agrario del municipio.

Generalmente, la materia prima se buscaba en lugares próximos a un obrador o alfar, pudiendo quedar situada en una ladera o en suelos llanos. Una vez localizada ésta, en primer lugar, era necesario elegir la veta de arcilla, quitando “la flor de la tierra”, es decir, sus primeras capas. La extracción se hacía con pico y pala y a cielo descubierto. La recogida de la tierra se solía realizar, sobre todo, durante cada primavera, cuyo volumen  era luego trasladado hacia el alfar con mulas y carros. Por ello, resulta de gran importancia recordar la riqueza y tradición en las artes del barro que tuvo Montilla. Desde los albores de la Edad Moderna, se produjo una creciente actividad extractiva de las arcillas concentradas en los abundantes alfares localizados por toda la campiña cordobesa.

Viernes, 14 Diciembre 2012 10:46

Las fuentes de agua pública y los aguadores

AguadorEl oficio de aguador fue muy importante para todos los andaluces.


Nadie ha descrito ese oficio como Cervantes en La ilustre fregona, ni pintado a uno de ellos como Velázquez en El aguador de Sevilla (1620):
En la provincia de Córdoba, que siempre ha estado muy ligada al concepto del agua, por su clima y por las influencias culturales que nos dejaron los árabes, el aguador fue una figura típica y necesaria hasta mediados del siglo XX, cuando comenzaron a implantarse las actuales redes de abastecimiento de agua potable. Las ciudades de antes tenían fuentes públicas adosadas a muros y decoradas con vistosas decoraciones, como las ubicadas en Priego de Córdoba, que proporcionaban agua a los cansados viandantes para beber.

Jueves, 08 Noviembre 2012 10:53

Enrique de Alvear y Ward

Enrique de Alvear y WardCuarto hijo del matrimonio de Don Diego de Alvear y Ponce de León y Luisa Ward. Nació el 17 de Noviembre de 1813 en San Fernando (entonces llamada Isa de León) en la provincia de Cadiz. Estudió la carrera de leyes que nunca ejerció ya que su verdadera vocación eran la historia y las ciencias naturales. Fue, sin lugar a dudas, el más culto de los hermanos Alvear y Ward. A él se debe la base de la biblioteca que poseyó el Conde de la Cortina y casi todas la antiguedades que sobre Montilla han llegado a nuestros días.

El monedario que existe en la Casa Museo del Inca Garcilaso en Montilla es una miníscula parte del que el reunió y que posteriormente también llegó al conde de la Cortina, don Francisco de Alvear y Conde de la Cortina, de manos de sus hermanas Sabina y Candelaria. Dejó reunidos una gran cantidad de documentos sobre la historia de Montilla además de los innumerables trabajos que ha dejado manuscritos como "Enfermedades de la Viña".
 
 
 
 
 
Página 173 de 174
Unknown

11°C

Montilla

Unknown

Humidity: 56%

Wind: 8.05 km/h

  • 24 Mar 2016

    Clear 17°C 7°C

  • 25 Mar 2016

    Mostly Sunny 20°C 7°C

Comprar Sillas

Tienda online de sillas para restaurante, hotel, hogar. Fábrica de sillas en todos los estilos,  sillas de pino, haya, roble, sillas a precios de fábrica.

Comprar sillas online


Revista de Energía

Información y novedades sobre nuevas energias, renovables, eficiencia energética y sostenibilidad


Suministros de Ferretería

Amplia gama de productos de Ferretería, venta online a precios de mayorista.

Cursos

Formación sector funerario

En Edemon Formacion ofrecemos formación de calidad, encuentra una salida profesional y formate con profesionales que poseen una amplia experiencia, siendo el primer centro homologado dado de alta por el SEPE que imparte cursos de Tanatopraxia con nº de Centro 44503. Impartimos cursos de tanatoestetica, cursos agente funerario, entre otros. Cursos en montilla


 Tienda de Muebles en Montilla y Córdoba

MD Hogar a Medida es una nueva tienda de muebles ubicada a medio camino en Lucena y Córdoba. Disponen de todo lo que un hogar necesita, mobiliario, decoración, descanso, sofas, iluminación, Etc...
Por otro lado disponen de un importante equipo para realizar cocinas a medida, con todas las novedades del sector, electrodomésticos encimeras, herrajes de alta tecnología, realizan la cocina de sus suseños.
Los Armarios a medida, son otro de sus fuertes, le ayudan a optimizar cualquier espacio disponible, con calidad y precio.

Bodegas San pablo de Moriles

 

Alquiler de Naves y Locales en Córdoba

Si necesita alquilar una nave industrial o un local comercial en Córdoba, visite esta web, excelentes ubicaciones y precios asequibles. 

Alquiler de Naves y locales en cordoba

 

 

Todo Contract

Mobilario para Hostelería si necesita amueblar su hotel, restaurante o bar visite la we de Todocntrac.com encontrará sillas, mesas, mueble tapizado a precios de Outlet. Descuentos importantes por cantidades.

Mobilario para hosteleria

Regalos de empresa baratos y de calidad

Amenosde1euro.com

Regalos empresa