Jueves, 28 Marzo 2019 11:08

CCOO rechaza la fusión de grados entre universidades

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Ante las declaraciones del consejero de Economía, Conocimiento, Empresa y Universidad, Rogelio Velasco, sobre una “probable” fusión de grados cuando estos se imparten en universidades próximas “en las que el número de alumnos sea muy reducido y lo racional sea fusionar” y que "lo racional y lo sensato será fusionar esos grados, pero suministrando los recursos necesarios para que el alumnado pueda desplazarse de una ciudad a otra y los profesores a su vez estén mejor utilizados", el secretario General de la Federación de Enseñanza de CCOO de Andalucía, Diego Molina, reclama al consejero una aclaración sobre cuál será el futuro inmediato del sistema público universitario andaluz y del personal que desarrolla su trabajo en él.

Según Molina, “las palabras del consejero no hacen más que generar un sinfín de dudas sobre los planteamientos del Gobierno de la Junta de Andalucía con respecto a las universidades públicas de Andalucía”.

Respecto a la financiación, según el consejero, "las universidades que tengan una mayor orientación a la investigación, innovación y desarrollo van a salir favorecidas", y que el plazo para que esta financiación o recursos adicionales lleguen a las universidades ocurrirá con "un margen de tres o cuatro años", declaraciones que, para CCOO, añaden incertidumbre en el Sistema Público Universitario andaluz.

Desde CCOO se ha pedido una reunión urgente con el consejero para tratar y debatir sobre el futuro del sistema público universitario andaluz, y conocer qué ha querido plantear con sus declaraciones.

En concreto, desde el sindicato, se entiende que un nuevo modelo del sistema público universitario andaluz, que en definitiva es lo que se está planteando, merece y requiere de un consenso entre todas las partes actoras --Consejería, universidades, agentes sociales y comunidad universitaria--, que garantice en cualquier caso, el acceso universal a las enseñanzas universitarias, que respete y mantenga las condiciones laborales de las plantillas y una suficiente y adecuada financiación, para todas las universidades públicas andaluzas.

Por ello, Molina “denuncia que las medidas reseñadas por el consejero relativas a los grados, de llevarse a cabo, podrían acarrear pérdida de empleo, pues al final sobrarían profesores y se cerrarían enseñanzas en algún centro universitario”. “La oferta universitaria no puede depender solo de la demanda, pues la Universidad cumple tanto una función social como de creación y difusión del pensamiento crítico que se podrían ver mermados", apostilla Molina.

Visto 418 veces