Editor

Editor

Rafael Llamas ha informado que la reforma integral de dicha zona parte en su primera fase con un presupuesto de 880.062 euros, financiados en un 80% por inversiones EDUSI

El Ayuntamiento de Montilla ha anunciado para los próximos meses el inicio de las obras de reurbanización de la calle Puerta de Aguilar con el objetivo de mejorar la accesibilidad y potenciar la actividad comercial en esta céntrica vía montillana, y cuya financiación se integra en un 80% en el programa de inversiones EDUSI de los Fondos Europeos.

Dividida en dos fases de actuación, la reforma integral de la calle Puerta de Aguilar parte en su primera parte con un presupuesto de 880.062 euros, para actuar en la margen izquierda, en sentido de circulación, de modo que el desarrollo de las obras será compatible con el tráfico rodado durante los 8 meses de plazo de ejecución previsto por el proyecto técnico.

El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, ha destacado durante la presentación de esta nueva inversión que “el objetivo de estas obras es unir el corredor peatonal de la avenida de Andalucía y la Corredera a través de una reformada Puerta de Aguilar para que el ciudadano sea el protagonista de los espacios pñúblicos”, a fin de “dinamizar la actividad comercial a través del ensachamiento de aceras como ya se ha conseguido en la avenida de Andalucía2”.

Acompañado por la teniente de alcalde de Hacienda, Ana Rodríguez, el primer edil ha informado que esta primera fase concentra además la renovación de la red de abastecimiento y agua potable por parte de Aguas de Montilla también con el objetivo de “conectar esas nuevas canalizaciones que ya se instalaron en la Corredera y que se empiezan a construir en el otro extremo de la avenida de Andalucía a fin de evitar que se repitan episodios de desabastecimiento de agua como tuvimos hace un par de veranos”.

La reurbanización de la calle Puerta de Aguilar se realizará, según las palabras de Llamas, “en dos fases para generar las menos molestias al tráfico rodado”, puesto que “sabemos que nuestra configuración arquitectónica hace que el eje Avenida de Andalucía, Puerta Aguilar y Corredera sea fundamental”, subrayando a su vez que “la segunda fase será más ágil, puesto que la renovación de la red de abastecimiento se hace en esta primera fase”.

Más de 450 personas se han sumado a la VII Carrera Solidaria que este año está bajo el lema ‘Por la investigación en la salud humana’ se ha celebrado de forma virtual con motivo del Día Mundial de las Enfermedades Raras.

La Red de Madres y Padres Solidarios (ReMPS), en colaboración con las organizaciones miembros de la Unión Profesional Sanitaria Cordobesa (Upsaco) –Médicos, Dentistas, Enfermería, Farmacia y Veterinaria-, han vuelto a correr ‘Por la investigación en la salud humana’ por las barriadas y distritos de Córdoba como Villarrubia con un gran apoyo en esta barriada con la finalidad de hacer visibles las enfermedades raras y llamar la atención sobre las dificultades que asumen, más en estos días de pandemia, y el apoyo que necesitan las asociaciones dedicadas a estas patologías, que han tenido que multiplicar sus esfuerzos en servicios, asistiendo en cosas tan básicas como bajar la basura o hacerle la compra a un usuario.

Los corredores han subido fotos a la página web de la asociación para poner de manifiesto su apoyo a las enfermedades raras coincidiendo con el Día Mundial de las Enfermedades Raras que en Córdoba afectan a unas 54.966 personas, cifra que alcanza el medio millón en Andalucía y los 3,5 millones de personas en España y más de 36 millones de Europeos.

Como en ediciones anteriores ha habido dos equipos, el amarillo –conformado por enfermos, familiares y voluntarios- y el azul –el de la Unión Profesional Sanitaria Cordobesa (Upsaco)- que han unido fuerzas para recaudar fondos que irán destinados, como siempre, íntegramente a investigación en salud humana.

El presidente de la ReMPS, Francisco Ureña, señala que “la situación de las personas que sufren una enfermedad rara y sus familias se ha deteriorado mucho con la pandemia. Muchos han dejado de recibir atención sanitaria, rehabilitación o servicios sociales que para estos enfermos y sus familias son fundamentales”.

Por ello, Ureña remarca que “ha llegado el momento de alzar la voz con esta pandemia y que nadie nos deje atrás, que seamos un colectivo prioritario, necesitamos una financiación estable, hemos demostrado nuestra valía en estos momentos cuando todo el sistema sanitario se ha apagado para las personas con enfermedades raras, jugando muchísimo más en contra, hemos tenido un retroceso a nivel educacional y social. Se nos anularon nuestras terapias, se han cancelado consultas médicas y  tratamientos, causando un empeoramiento en el paciente,  a nivel educativo las familias nos transmiten abandono y soledad. Sólo han quedado las asociaciones que nos dedicamos al cuidado de estos cordobeses los que han quedado para ayudar, todos los esfuerzos están siendo para el Covid-19, otros proyectos están siendo eliminados o ralentizados. La pandemia ha puesto a ReMPS al límite”.

En este sentido, Ureña apunta que “la asociación recibe a diario solicitudes de ayuda fisioterapéutica por parte de enfermos y personas que han pasado el covid-19 a las que les han quedado secuelas que ya no saben a dónde acudir y que se sienten desamparados por las distintas administraciones”.

“La gran mayoría de las más de 7.000 enfermedades catalogadas como raras hasta el momento no tienen tratamiento ni cura, de ahí la importancia de la investigación que precisamente ahora hemos visto que es fundamental para luchar contra las enfermedades. Sólo el 5% de las personas con enfermedades raras tienen un medicamento huérfano y de ellos no les llega a todos ya que además de nuestro código genético también nos limita nuestro código postal”, remarca el presidente de la ReMPS quien lamenta que “la pandemia del covid-19 haya relegado a las personas que sufren una enfermedad rara al olvido”.

No hay que olvidar que el 80% de estos enfermos son menores y “queremos un futuro para ellos, y el futuro pasa por encontrar tratamientos y curas para sus enfermedades y para eso se necesita investigación y concienciación por parte de toda la sociedad”, apostilló Francisco Ureña.

 

 

La Sección Sindical de CCOO en el Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios (CPPEI) de Córdoba ha mostrado su satisfacción por la renovación del acuerdo entre Endesa y el CPPEI, una renovación que ha contado con la mediación del sindicato, que explica que desde el 2015 se vienen realizando visitas anuales a diversas instalaciones eléctricas, como subestaciones y centros de distribución en las que reciben explicaciones e instrucciones por parte del personal de la compañía eléctrica para una mejor actuación en el caso de que sea necesaria una intervención de los bomberos en las mismas.

El Consorcio ha dotado sus once sus parques de bomberos con los equipos y materiales dieléctricos que se emplean en actuaciones con presencia de riesgos eléctricos, un material que CCOO, sindicato mayoritario en el CPPEI, venía reclamando desde hace años.

Merced al nuevo acuerdo, a las actividades formativas desarrolladas hasta el momento se sumarán simulacros de actuación partiendo de las diversas situaciones de riesgo o accidentes que puedan acontecer en las subestaciones más próximas a cada uno de los parques del CPPEI.

Sin descartar la posibilidad de ampliar el compromiso mantenido por los representantes de ambas corporaciones, se estudia la viabilidad de elaborar un convenio de colaboración en el que se puedan establecer parámetros de coordinación, protocolos de actuación, procedimientos, reuniones de seguimiento, etc., todo ello con el objetivo de mejorar las actuaciones en las que hay riesgos eléctricos.

Carrier (antigua Ciatesa) y el comité de empresa, que preside CCOO, acaban de firmar el nuevo convenio colectivo de la firma de frío industrial para los próximos tres años (2020-2022), un convenio que contempla una subida salarial de 2,55% euros consolidable más un 1% en conceptos no consolidables. Así, la subida global en los tres años será de al menos un 3,55% ya que la de 2022 estará en función del IPC. En concreto, la subida para este año, con efecto retroactivo desde enero, será de un 1,25% más un 0,25%, la de 2021 queda en un 1,30% más un 0,25% y la de 2022 será del IPC (si fuera negativo se tomaría como 0) más un 0,50%.

El representante del Sindicato de Industria de CCOO de Córdoba José Carmona remarca que “con este convenio se ha querido dar estabilidad a la empresa al tiempo que se garantiza el mantenimiento del empleo y es un reflejo del trabajo que CCOO viene haciendo en las grandes empresas del sector como Efficold o Coreco para conjugar los intereses empresariales con la rentabilidad social”. De hecho, este modelo, basado en la negociación, el diálogo y el equilibrio entre empresa y plantilla es el que CCOO quiere trasladar a otras empresas industriales.

“Estamos convencidos, porque así nos lo demuestra la experiencia, que se puede llegar a acuerdos que son beneficiosos para ambas partes y que generan empleo de calidad, empleo estable, con buenas condiciones laborales, al mismo tiempo que se genera un ambiente laboral que repercute en mayor productividad y beneficios para la empresa”, remarca José Carmona.

El representante sindical explica que el convenio avanza también en aspectos sociales y sindicales. Entre estas mejoras se ha regulado el sistema de promoción interna, que se llevará a cabo cada dos años. “Para ello, se ha creado una mesa de contratación y ascensos, en la que estará presente el comité de empresa”, señala.

Por otra parte, el convenio contempla la posibilidad de aumentar la flexibilidad de la plantilla cuando haya baja carga de trabajo. “Se podrá reducir la jornada de trabajo con compensaciones para adaptarla a la producción de cada momento”, indica Carmona quien recuerda que la montillana tiene unos 350 trabajadores y trabajadoras y que llegan al medio millar en picos de actividad.

Junto a lo anterior, el nuevo convenio también incluye la negociación del teletrabajo en la empresa así como la confección del Plan de Igualdad, que empezará a negociarse la próxima semana en una comisión creada ex profeso para ello.

Raquel Casado informa de las subvenciones obtenidas desde la Junta de Andalucía, al tiempo que detalla el inventario de caminos realizado con financiación municipal y de la Diputación de Córdoba

La Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Montilla ha informado del avance del inventario de caminos que está realizando el Consistorio desde el pasado año 2020, gracias a la cofinanciación entre la Diputación de Córdoba y el propio Ayuntamiento. Asimismo, Raquel Casado, delegada del área, ha dado a conocer la resolución favorable de dos subvenciones de la Junta de Andalucía para el arreglo de dos caminos en el entorno municipal.

En lo que respecta al inventario, Casado ha indicado que “se ha llevado a cabo gracias a la contratación de dos técnicos, que durante seis meses han estado trabajando coordinados por el jefe de Negociado de Obras”, tras lo cual “obtenemos unos resultados que son bastante significativos en cuanto a los caminos de nuestro municipio”, subrayando que el mismo “se hace de los caminos municipales, exceptuando las vías pecuarias puesto que no son de competencia local, y los resultados dan que tenemos un total de 351 kilómetros de caminos, superior a lo que previamente teníamos cuantificado”, y especificando que “se ha realizando un trabajo bastante exhaustivo, se ha estado viendo tanto la longitud, la anchura y el estado en el que se encuentran”.

De este modo, Montilla cuenta a día de hoy con un total de 350 caminos, “prácticamente de media a camino por kilómetro, aunque lógicamente no se cumple eso en todos los caminos”, ha recalcado la edil, haciendo hincapié en que “el 95% de éstos son transitables con vehículos agrícolas, que es un dato bastante bueno con respecto a los objetivos que nos vamos marcando año a año con las intervenciones, las reparaciones y los mantenimientos que realizamos en los caminos”. Un porcentaje que baja al 70% en turismos, “lo que nos va a servir para saber focalizar las prioridades de actuación en el año de obras. Ese 5% de caminos intransitables por vehículos agrícolas son los que van a marcar las prioridades y posteriormente continuaremos por el tránsito de turismos”, ha detallado.

Sobre las mencionadas subvenciones, que forman parte del Plan Itínere, la concejala ha declarado que van a permitir actuar sobre “dos de los caminos que peor estaban y sobre los que más peticiones tenemos año tras año”. Uno de ellos es el camino de la Huerta de Río Frío, con una dotación de 351.327 euros, y otro es el camino viejo de Aguilar, con 350.079 euros y que “como bien sabéis ya estamos actuando sobre un tramo y queremos poder actuar al completo y terminar ese camino”.

 

La iniciativa, que conmemora el Día de Andalucía, recorrerá las ocho provincias autonómicas a lo largo de los próximos años

La Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Montilla,  a través de la Fundación Biblioteca Manuel Ruiz Luque, organiza, con motivo del Día de Andalucía, la exposición bibliográfica ‘Córdoba y sus pueblos’, que se podrá visitar en la Casa de las Aguas del 26 de febrero al 4 de abril. Se trata de una minuciosa selección de rarísimos ejemplares vertebrada en torno a los primeros textos impresos, además de otros singulares manuscritos, que abordan la historia de la provincia y algunas de sus localidades.

Y es que el sentido principal de la actividad es dar cabida a todas las provincias de andaluzas, y en esta ocasión se ha comenzado por Córdoba. Así, Sole Raya, concejala de Cultura, ha indicado que se trata de dar “homenaje a los pueblos de Córdoba”, puntualizando que es “una exposición de una importancia historiográfica elevada, que utilizan incluso historiadores que vienen”, y en ella “podemos disfrutar del gran elenco de libros del siglo XVI, XVII y XVIII, que estarán mostrados estos días en estas vitrinas”, y asegurando que “a lo largo de los próximos ocho años veremos las ocho provincias de Andalucía”.

Por su parte, Elena Bellido, directora de la Fundación Biblioteca Manuel Ruiz Luque, ha explicado que “muchas de las obras expuestas son consideradas únicas o de muy compleja localización, siendo fuentes fundamentales de estudio para los investigadores e interesados que deseen profundizar en la trayectoria histórica de las ciudades a las que se les dedica la muestra”, adelantando que “el visitante podrá admirar libros excepcionales, como las Constituciones Sinodales del Obispado de Córdoba, impreso en 1521 por el célebre Jacobo Cromberger”. Asimismo, otras piezas emblemáticas expuestas referentes a la capital son las firmadas en el siglo XVII por Martín de Roa y Díaz de Ribas.

“Presentes también se encuentran curiosísimos libros que tratan los pueblos cordobeses, de un extraordinario valor historiográfico, como las primeras obras manuscritas sobre Montilla redactadas por Antonio Jurado Aguilar y por Ruiz Lorenzo, datadas en el siglo XVIII. Al siglo de la Ilustración también están adscritos distintos ejemplares, como la primera edición que López de Cárdenas dedicó a Lucena y la que Ambrosio de Torres escribió sobre Palma del Río. Por su parte, un especial interés presenta el rarísimo impreso que trata sobre la historia de Bujalance, escrito por Cristóbal de Castro en 1657”, ha detallado Bellido.

El extraordinario desarrollo historiográfico que advierte la provincia de Córdoba durante la segunda mitad del siglo XIX y la primera del XX, queda asimismo magníficamente representado en sus primeras ediciones a través de autores que han centrado sus investigaciones en el estudio de las ciudades y pueblos cordobeses.

Dado que una de las particularidades que distinguen a la Fundación Biblioteca Manuel Ruiz Luque es su cuantioso y singular fondo documental cuyo contenido está relacionado con la historia local de numerosos pueblos y ciudades de España, y más concretamente de Andalucía, la exposición bibliográfica ‘Córdoba y sus pueblos’ está programada para ser punto de inicio de un ciclo de muestras que recorrerá de manera monográfica las siete restantes provincias de la comunidad autónoma, que tendrán lugar en los próximos años aprovechando la celebración del Día de Andalucía.

El Observatorio Cajamar del Sector Agroalimentario analiza las características y principales indicadores en cada comunidad autónoma, desde la evolución en el valor añadido, el empleo, las exportaciones, la productividad y la competitividad, hasta el consumo, el precio de la cesta de la compra o la inversión en I+D.

  • El sector agroalimentario de Andalucía ha sufrido un leve retroceso de sus exportaciones del 0,28 % en 2020, al verse claramente afectado por la crisis mundial del coronavirus. En contraste, el comportamiento exterior del sector a nivel nacional logró incrementar sus ventas un 4,3 %.
  • Este estancamiento de las exportaciones agroalimentarias andaluzas debemos considerarlo en un contexto de fuerte caída de la actividad comercial exterior, tanto en el conjunto del país, -10,2 %, como, algo más acusado, en la región, -12,4 %.
  • Según los datos del Observatorio de Cajamar, el sector agroalimentario, incluyendo la distribución, aportó 20.314 millones de euros en 2019 a la economía andaluza, el 13,5 % del valor añadido bruto (VAB), generando 520.905 puestos de trabajo, los cuales supusieron el 17 % del total en Andalucía. Estos datos confirman una peor evolución anual respecto a 2018 de ambas variables. En efecto, el VAB agro regional decreció el 1,6 % frente a un crecimiento del 0,5 % nacional, siendo la mejora del empleo a nivel estatal del 1,1 % frente al 0,3 % del mercado laboral andaluz.
  • Promovido y editado por Cajamar con la colaboración del Ivie, el informe sobre el sector agroalimentario ha sido dirigido por Joaquín Maudos y realizado en coautoría con Jimena Salamanca.

El sector agroalimentario andaluz es el de mayor tamaño de España. Con una participación del 13,5 % en el VAB regional (20.314 millones de euros), y un peso del 19,9 % en el total nacional (incluidos el sector primario, la industria alimentaria y la distribución). Adquiere especial protagonismo la componente primaria, que aporta el 51 % de dicho sector. Respecto al mercado laboral, la actividad agroalimentaria andaluza generó 520.905 empleos, lo cual supuso el 17 % de la ocupación total de la comunidad autónoma y el 21,6 % del empleo del sector agroalimentario ampliado de nuestro país.

Estas magnitudes registraron una evolución ligeramente negativa en 2019, tal y como se recoge en el Observatorio Cajamar sobre el sector agroalimentario, que ha elaborado el director adjunto del Ivie y catedrático de la Universidad de Valencia, Joaquín Maudos, en colaboración con la economista también del Instituto Jimena Salamanca. El peso del sector agroalimentario andaluz en el valor añadido bruto (VAB) decreció un 1,6 %, a la vez que el empleo experimentó un escaso avance del 0,3 %. Es decir, un peor comportamiento frente al conjunto del sector a nivel nacional, que registró un aumento del 0,5% en VAB y del 1,1% en empleo.

La comunidad andaluza es indiscutiblemente la principal productora de aceite de oliva de nuestro país, además de liderar también el ranking en las producciones de vegetales frescos y fruta fresca. La cifra de negocio exterior de productos agroalimentarios en 2019 se situó en 11.261 millones de euros y ocupa la primera posición en el conjunto de comunidades autónomas. No obstante, la llegada del COVID-19 ha frenado el impulso exportador, lo que se refleja en los datos de 2020, donde la actividad exterior del sector retrocedió apenas un 0,28 % frente al crecimiento del 4,3 % nacional. En este peor comportamiento de las exportaciones andaluzas ha tenido una gran incidencia la caída de las ventas de aceite de oliva al exterior, con un descenso del 5,5 %.  Además, esta pérdida de impulso de las exportaciones agroalimentarias regionales se encuentra dentro de un contexto de fuerte caída de la actividad comercial exterior el pasado año, tanto en el conjunto del país, -10,2 %, como, algo más acusado, en Andalucía, -12,4 %.

En 2019, Andalucía presentó un superávit comercial de 6.753 millones de euros, el mayor de todas las regiones españolas. Los principales clientes de los productos agroalimentarios andaluces han sido Alemania, Francia e Italia, que concentran el 16,1 %, 12,6 % y 11,2 % respectivamente de las ventas internacionales. Legumbres y hortalizas representaron el 28,7 % de los productos exportados.

 

Otros datos del Observatorio

El tejido empresarial del sector agroalimentario de Andalucía está integrado por 5.674 compañías y se caracteriza, como en la mayoría de las regiones españolas, por la predominancia de microempresas, que suponen el 61,2 % del total. Esta composición del sector agro andaluz contribuye a que su competitividad (medida en términos de costes laborales unitarios relativos) se sitúe un 16 % por encima de la media nacional. Además, si no tuviéramos en cuenta la distribución, el sector andaluz se convertiría en el segundo más competitivo, en concreto un 25 % por encima del conjunto del país.

En cuanto al gasto per cápita que realizan los hogares andaluces en alimentos en 2019, la cifra se situó en 1.317 euros por persona, un 12,6 % inferior a la media nacional. El peso de la cesta de la compra de los alimentos y bebidas se encuentra 1,3 puntos porcentuales por encima del conjunto del país (21,6 % frente a 20,3 %).

El sector agroalimentario andaluz es uno de los que más invierte en I+D. Se sitúa en segunda posición, con el 17,5 % del total de inversiones de España y el 17 % del personal que desarrolla esa I+D. Cataluña, Andalucía y Murcia lideran la innovación, ya que juntas suponen el 55,8% del total de la inversión en I+D del sector en España.

Crisis COVID-19 en el sector

La crisis de la Covid-19 ha puesto de manifiesto la importancia que ha tenido el sector agroalimentario español y su carácter de sector estratégico para garantizar el abastecimiento de productos alimenticios. Si bien no ha sido inmune a la crisis, el impacto ha sido mucho más reducido en el caso de la industria de los alimentos, aunque no así en la de bebidas.

Algunos datos para el conjunto del sector en España demuestran esa mejor situación durante la crisis. En primer lugar, el sector primario ha tenido un comportamiento global positivo, con una mejora del valor añadido bruto generado del 4,7 %. El índice de la cifra de negocio de la industria de la alimentación ha caído un -2% de enero a noviembre de 2020 respecto a los mismos once meses de 2019, lo que contrasta con una caída del -12,5% en el total de la industria española. No obstante, en el caso de la industria de las bebidas, la caída ha sido más acusada, del -15,5%. Por otro lado, el IPI (índice de producción industrial) en la alimentación ha caído en 2020 un -4,8%, muy por debajo de la caída del -10,3% del total de la industria. No obstante, de nuevo, en la fabricación de bebidas el impacto de la crisis ha sido acusada (-11,6%).

En el caso del comercio, el índice de la cifra de negocio ha aumentado en 2020 un 0,2% en alimentos, frente a una caída del -7,1% en el comercio en su conjunto. Por último, las exportaciones del sector han aumentado en 2020 un 4,3 %, frente a una caída del -10,2% en el total de bienes de la economía. Son por tanto cifras que hablan por sí solas y que muestran la resiliencia del sector.

El Sindicato Provincial de Enseñanza de CCOO de Córdoba muestra su preocupación y malestar por los efectos que el Decreto de escolarización de la Junta para el próximo curso está dejando en la red educativa pública cordobesa. Así se ha puesto de manifiesto en la reunión que han mantenido hoy delegados y delegadas sindicales para analizar el citado decreto.

Entre dichos efectos, el sindicato destaca el ataque continuo que vienen sufriendo los colegios públicos rurales de la provincia. El curso pasado el ataque significó el cierre de varias unidades y este año la Junta ha ido un paso más allá con el cierre total del colegio rural Quercus Azuel de Venta del Charco (Cardeña).

“Entendemos que el mantenimiento de este tipo de centros no solo presenta ventajas educativas. Su existencia además fija la población al territorio. La pérdida de un colegio, por tanto, es también un ataque directo a sus poblaciones condenándolas por la falta de futuro y empujando a sus habitantes a la migración”, señala el responsable de Educación Pública de CCOO de Córdoba Francisco Cobos quien critica las declaraciones de la Junta en las que afirma que “la reubicación del alumnado a otro colegio que cuente con especialistas de cada área y con una mayor dotación de recursos mejorará de forma significativa la calidad en la educación que se le ofrece al alumnado, así como la sociabilización del mismo”. Para CCOO, esta afirmación debe entenderse como un menosprecio a la enseñanza ofertada por los colegios rurales y a los y las docentes que con su trabajo frenan el avance de la llamada “España vaciada”.

Otro de los efectos del Decreto de escolarización es el cierre de líneas en centros públicos. Una de las primeras observaciones que se pueden hacer es que ignora el carácter subsidiario de la red educativa concertada con respecto a la pública. De hecho, las convierte en redes complementarias (si no ya antagónicas). “El modelo que propone este Decreto, en la práctica, condena a los centros públicos a ser los únicos en sufrir las fluctuaciones de matriculación. Ya que los conciertos educativos están blindados durante 4 años, mientras que los centros públicos renuevan año a año la existencia de sus unidades. Por tanto, el argumento de la bajada de la natalidad esconde una intencionalidad política clara de beneficio de la red concertada”, remarca Cobos.

Y es así como deben entenderse afirmaciones como la realizada por el consejero de Educación, Javier Imbroda, durante la inauguración del CEIP Turruñuelos en Córdoba el pasado día 22: “Cada curso se cierran unidades por el descenso notable de la natalidad”. “Lo que omite intencionadamente el señor Imbroda es que ese cierre solo afecta a los centros públicos”, puntualiza el responsable sindical.

Estos cierres son tantos que cuesta enumerar todos los centros con cierres de líneas tanto el año pasado como este (los dos años que lleva vigente este decreto). Podemos destacar este año el cierre del CEIP Lucano, que ha sucumbido a la presión del concierto blindado del colegio Cervantes. Ya el año pasado cerró el CEIP Moreno de Pedrajas, de Villanueva de Córdoba. Además, hay cierre de líneas (tanto el año pasado, como este) en centros como el CEIP Algafequi, CEIP Caballeros de Santiago, CEIP Hernán Ruiz, CEIP Concepción Arenal, CEIP Alcalde Jiménez Ruiz y en IES como Gran Capitán o Luis de Góngora, por citar solo unos ejemplos de la ciudad de Córdoba. Y por citar pueblos, están los casos de Nueva Carteya o Espejo.

Pero además del cierre de líneas, y hasta de centros, destaca la actitud de la Junta cuando se trata de “amenazar”. El último caso es el del CEIP Colón. La misma administración que comunica al centro el cierre de una línea de infantil, anuncia unos días después que se trataba solo de “una propuesta pendiente de revisión”. “No queremos ser mal pensados, pero son varios los casos en los que la Delegación de Educación rectifica su decisión después de que esta se hiciera pública y levantara protestas de toda la comunidad educativa, lo que nos hace pensar que la delegada de Educación en Córdoba, Inmaculada Troncoso, lanza globos sonda para ver hasta dónde puede llegar y luego poder decir ‘la cosa no ha sido tan mala’, pero sí lo es”, insiste Francisco Cobos  

Por último, “debemos acabar con la falacia de la ‘libertad de elección’. Este concepto es usado por algunas patronales de centros concertados para la imposición de un ideario. Imposición de un ideario financiado con dinero público. Desde el Sindicato Provincial de Enseñanza de CCOO Córdoba apostamos de manera firme y decidida por un modelo de gestión pública de los centros financiados con dinero público de la enseñanza y no toleraremos ni un recorte más en la enseñanza pública”, advierte el responsable sindical.

El plazo de participación estará abierto hasta el 8 de marzo y cada persona podrá adjuntar un máximo de tres imágenes

La Concejalía de Juventud e Infancia del Ayuntamiento de Montilla y la Casa Joven de la Fundación Social Universal organizan el concurso ‘Una foto por la igualdad’, en el que se podrá participar desde este mismo jueves 25 de febrero y hasta el 8 de marzo, jornada en la que se celebra el Día Internacional de la Mujer.

En este sentido, Valeriano Rosales, concejal de Juventud, afirma que con la actividad “se pretende fomentar la igualdad de género, mediante la plasmación de imágenes”, reiterando que las fotografías “queremos que representen valores de igualdad de género entre hombres y mujeres, desde cualquier punto de vista, ya sea desde la orientación sexual, el respeto, la tolerancia o la corresponsabilidad en las labores de hogar y familiares”.

Así, podrán participar personas de entre 12 y 35 años, residentes en Montilla, con un máximo de tres imágenes por persona. Las inscripciones pueden realizarse a través del siguiente enlace o escaneando el código QR que aparece en el cartel.

El jurado estará compuesto de distintos representantes, tanto de la concejalía como de la fundación, así como personas con experiencia en el ámbito de la igualdad y en el de la fotografía. En total, habrá tres premios para los ganadores, que será un cheque por importe de 40 euros para canjear en la imprenta MC.

El Consistorio volverá a garantizar la sostenibilidad medioambiental del municipio con la contratación de energías renovables para el alumbrado

El Ayuntamiento de Montilla ha iniciado un nuevo doble proceso de licitación, en este caso dirigido a la contratación del suministro de energía eléctrica de todas las dependencias municipales, así como del de carburantes derivados del petróleo (gasoleo y gasolina) para toda la vehículos, maquinaria e instalaciones del Consistorio.

En lo que respecta al primer contrato, el Ayuntamiento volverá a garantizar la sostenibilidad medioambiental del municipio, puesto que se mantiene la apuesta pionera por las energías renovables puesta en marcha en 2018. Así, se establece que la empresa comercializadora adjudicataria del suministro eléctrico deberá garantizar que el 100% de la energía suministrada con cargo a la presente licitación proviene de fuentes de energía renovable.

Asimismo, durante la vigencia del contrato se pueden producir puestas en marcha de nuevas instalaciones. La solución que se implante, deberá cubrir las necesidades actuales del Ayuntamiento de Montilla, así como prever una cierta capacidad de crecimiento para responder a las futuras necesidades debido a la incorporación de nuevos suministros si así se requiere.

El importe de la licitación es de 630.638 euros y tiene un plazo de ejecución de un año. Las distintas ofertas podrán realizarse en el registro general del Ayuntamiento de Montilla hasta el 16 de marzo.

Por su parte, el pliego de licitación del carburante parte con un importe de 319.460 euros con un plazo de ejecución de dos años. En el mismo se relaciona el tipo de combustible a emplear, y su uso previsto, es decir, gasóleo C para las calderas de las instalaciones municipales, y gasóleo A y gasolina SP 95 para vehículos y maquinaria municipal. En este caso, las empresas interesadas podrán presentar ofertas hasta el 10 de marzo.