Esta iniciativa se va a desarrollar a través del ‘Programa Parakletos’, con el que también se pretende ayudar a dar respiro a los familiares del entorno hospitalario

El Hospital de Montilla y la Asociación Peniel de Rehabilitación y Formación Social (‘Aperfosa’) han firmado un convenio de colaboración a través del cual se pretende ofrecer terapia ocupacional y acompañamiento a personas ingresadas, fundamentalmente a personas mayores, con el objetivo de prevenir y ralentizar el deterioro cognitivo, psicoemocional y psicomotriz de éstas, además de dar un respiro a las familias durante el ingreso en el hospital de su ser querido.

El programa lleva por nombre 'Parakletos', y es uno de los seis que tiene operativos la asociación ‘Aperfosa’. En concreto, éste tiene como objetivo poner en marcha y apoyar las iniciativas sociales que favorezcan el desarrollo integral de las personas mayores.

Según apunta el responsable de la asociación, Rafael Anguita, “queremos complementar, en aquellos días en los que se desarrolla el programa, el servicio de atención al paciente, ya que en los procesos de convalecencia y estancia hospitalaria los pacientes requieren de un servicio integral para su recuperación. Trataremos de fomentar hábitos de vida saludables, promocionar la autonomía personal, prevenir del aislamiento o sacar a la persona de él, estimular las relaciones sociales, educar en las emociones, propiciar las relaciones intergeneracionales, además de dignificar la figura del mayor”.

El convenio, que comenzará oficialmente el miércoles 6 de febrero, se inicia con un año de vigencia, que se puede prolongar si la experiencia es positiva para los pacientes y así lo desean ambas partes. En principio, se han fijado como día de la actividad periódica todos los miércoles, de 18 a 20 horas, y se hará con los pacientes de Hospitalización que den su consentimiento. En función del estado del paciente, se realizarán talleres de memoria, de motricidad, musicoterapia, etc.

Alianzas y ayuda mutua

Según apunta el director de Cuidados de Enfermería, Francisco Jesús Antúnez, “el Hospital de Montilla desea generar y desarrollar los activos de salud de nuestra comunidad y ponerlos a disposición de la ciudadanía. Para ello, se fomentan alianzas y planes de trabajo, como la que hoy nos ocupa, en complemento y continuidad de la acción de los servicios sanitarios. Apoyando este tipo de convenios logramos fomentar la ayuda mutua, en relación con los campos de actuación primarios en salud".

Antes de la firma del convenio oficial, el programa se ha pilotado durante el último trimestre de 2018, período que ha servido de encaje de todo el proceso y todas las necesidades requeridas por ambas partes.

Para el correcto desarrollo del convenio, el hospital montillano ha asignado a un profesional sanitario para coordinar y servir de interlocutor con la entidad´. Éste también proporcionará información sobre el programa a realizar a los profesionales que correspondan y a la Comisión de Participación del centro, designando asimismo los lugares específicos donde colocar cartelería o depositar folletos informativos del programa.

Por su parte, la Asociación ‘Aperfosa’ se compromete a poner a disposición del Hospital de Montilla personal para el desarrollo del programa 'Parakletos' y designar a una persona para coordinar el desarrollo del programa como interlocutora válida con el centro hospitalario. En todo momento, las personas integrantes del proyecto respetarán el derecho a la intimidad de pacientes, profesionales y familiares, guardando la confidencialidad de toda la información relativa al paciente.

‘Aperfosa’ es una asociación sin ánimo de lucro con ámbito de actuación en todo el territorio español y que viene desarrollando diferentes proyectos y programas desde hace más de 30 años, principalmente en la ciudad de Córdoba. Entre sus objetivos está poner en marcha y apoyar iniciativas sociales que favorezcan el desarrollo integral de las personas que se encuentran en una situación de desventaja, riesgo o exclusión social, trabajando con todos los colectivos de atención, tales como la infancia y familia, juventud, población migrante, tercera edad, personas con adicciones de todo tipo, igualdad de género, internos de centros penitenciarios, personas con discapacidad, personas en situación de dependencia y personas que son víctimas de trata y del tráfico humano.

Publicado en Montilla

En esta cita anual, que ha tenido lugar en la Escuela Andaluza de Salud Pública, se han analizado también las líneas de acción regional para los próximos años

Los hospitales de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir -en Córdoba, el comarcal de Montilla, y los de Alta Resolución de Puente Genil y Valle del Guadiato- han recibido recientemente la acreditación que los distingue como centros que trabajan contra el tabaquismo.

El consumo de tabaco es, precisamente, el principal problema de salud pública en España, ocasionando más de 50.000 defunciones al año de personas que en su mayor parte empezaron a fumar mucho antes de alcanzar la mayoría de edad, y que permanece como primera causa de muerte evitable. Representa además el primer factor individual de riesgo de enfermedad y la primera causa aislada de enfermedad, relacionándosele con más de 25 patologías como cánceres, EPOC o problemas cardiovasculares.

La entrega se ha realizado en la Escuela Andaluza de Salud Pública durante el encuentro anual de la Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo (RASSELH) enmarcada en el Plan Integral de Tabaquismo de Andalucía. En concreto, los centros de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir en Córdoba poseen el ‘Nivel Plata’ dentro de dicha acreditación.

Durante la reunión se ha reflexionado también sobre la situación del tabaquismo en Andalucía. Del mismo modo, se han analizado las líneas de acción regional para los próximos años, estudiando los puntos con más dificultad en desarrollar, así como aspectos tales como la formación o los ambientes libres de humo y gestión de incumplimientos de normativa, de tal forma que se pueda continuar avanzando en esta importante labor que se viene realizando desde hace varios años.

Los presentes también han tenido la ocasión de escuchar la experiencia de los cinco hospitales que este año han conseguido el ‘Nivel Oro’ -el Hospital Universitario Reina Sofía, el Hospital Santa Ana, el Hospital de Alta Resolución de Utrera, el Hospital de Alta Resolución de Écija y el Hospital de Alta Resolución Sierra Norte- así como de la Unidad de Gestión Clínica Almanjayar, que lo ha hecho en el ámbito de la Atención Primaria de Salud.

El compromiso de los hospitales de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir con este proyecto se concreta en un plan de acción que incluye, entre otras acciones, poseer un plan de comunicación para usuarios, profesionales y empresas contratadas para que estén debidamente informados de la política libre de humo, así como un plan de formación para mejorar las competencias del personal sanitario y ofertar la mejor ayuda a pacientes con patologías específicas para dejar de fumar. Asimismo, se trabaja en la implantación de un plan de vigilancia activa para asegurar el cumplimiento de la normativa, así como señalización apropiada en todo el centro y recinto del hospital.

Proyecto integrador

Para formar parte de este proyecto, se requiere la implicación del equipo directivo y de todos los profesionales. Por ello, existe un grupo promotor multidisciplinar en cada uno de los hospitales para el desarrollo de todas las iniciativas y lograr el avance progresivo en los diferentes niveles de acreditación según estándares europeos.

Se trata de un proceso basado en el código europeo de hospitales libres de humo, que establece diez líneas de trabajo, en el que los centros hospitalarios reflexionan acerca una serie de criterios de calidad y definen mejoras para asegurar la consecución del objetivo.

Esta adhesión refuerza la prohibición de fumar en los hospitales, vigente según las leyes: 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco y la 42/2010 de 30 de diciembre, por la que se modifica la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco.

 

Publicado en Montilla

Se han entregado 50 ejemplares con los textos sobre bullying del II Certamen de Relatos Cortos que organiza la asociación sociocultural con el objetivo de concienciar a la población de este problema

El Hospital de Montilla ha sido hoy escenario de la donación de libros que la ‘Plataforma Comprometidos por Montilla’ ha querido entregar para aumentar los fondos bibliográficos de su servicio de ‘Libroterapia’, proyecto Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir, a la que pertenece el hospital montillano, tiene implantado en sus centros desde hace nueve años, con el objetivo hacer más agradable y entretenida la estancia de los pacientes y acompañantes mientras que están ingresados o acuden a alguno de los servicios del hospital a través de la lectura.

En concreto, se trata de 50 ejemplares que versan sobre bullying, provenientes del II Certamen de Relatos Cortos que organiza dicha asociación sociocultural sin ánimo de lucro creada a través de eventos culturales para prestar ayuda a colectivos, asociaciones, etc., con necesidades económicas para lograr sus fines.

Según el portavoz de la Plataforma, Luis López, “nuestra intención con este tipo de iniciativas es ayudar a las distintas asociaciones del municipio. En este caso, creemos que el Hospital de Montilla y todos los centros que forman parte de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir son un buen trampolín para visibilizar este problema que sufren muchos niños y adolescentes en sus centros educativos, concienciando a la población de un problema como es el bullying y cualquier otro tipo de acoso más allá de las aulas para que, de forma individual y colectiva, se puedan poner soluciones que ayuden a paliarlo’.

Este es el segundo año que la asociación sociocultural colabora con el proyecto de ‘Libroterapia’ de la Agencia Sanitaria. El año pasado fueron 50 los libros con relatos sobre diversidad funcional e inclusión que se entregaron, textos que concurrieron a su I Certamen de Cuentos Cortos bajo el nombre de 'Tan CAPAZitado como tú'.

Con el concurso se ha apoyado este año a la delegación montillana de la Asociación Española contra el Cáncer a través de la venta de un libro con los mejores relatos de esta edición, como ya se hizo en la anterior a favor de la Asociación de Familiares y Enfermos de Alzheimer y Otras Demencias de Montilla (Afamo).

En el acto de entrega han estado presentes el portavoz de la ‘Plataforma Comprometidos por Montilla’, Luis López, junto a los miembros de la asociación Juan Luis García y Victoria Luque, acompañados de la responsable de Biblioteca y Archivo del Hospital de Montilla, Mari Carmen Salcedo, y la técnica del área, Arantxa Villalba.

Durante el breve acto, Salcedo ha apuntado que “los hospitales de la Agencia Sanitaria, además de su labor asistencial, pretenden aportar y contribuir con la sociedad con la consolidación de una serie de valores que hagan más humano el mundo en el que vivimos”. Del mismo modo, ha agradecido el gesto de la asociación, poniéndose a disposición de ella para cualquier otra iniciativa que puedan desarrollar en esta línea.

Publicado en Montilla

Los centros de Montilla, Puente Genil y Valle del Guadiato ofrecen estos días festivos una suculenta carta de platos como langostinos dos salsas, lomo de bacalao gratinado, surtido de ibéricos, copa de chocolate o el tradicional roscón de Reyes

Como viene siendo habitual en estas fechas tan señaladas, los hospitales de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir en Córdoba –el comarcal de Montilla y los hospitales de Alta Resolución de Puente Genil y Valle del Guadiato- ofrecen a los pacientes ingresados y a los profesionales de guardia menús especiales durante los días de Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo y el Día de Reyes. Se busca con ello hacer más llevadera su estancia en el centro durante estas fechas, asociadas a un ambiente agradable y familiar, cerca de los seres queridos.

La suculenta carta de platos comienza con la cena de Nochebuena que este año se compone de langostinos dos salsas, vichyssoise de puerro y manzana con virutas de jamón, pechuga de pavo rellena de frutos secos en salsa con brócoli salteado, tarta de zanahoria y surtido de dulces navideños. El día de Navidad, hay previstos como entrante y primer plato ensalada con rulo de cabra, frutos secos, cherry y reducción de Módena, y sopa de picadillo con picatostes. De plato principal rodaja de merluza en salsa de almejas con verduritas y patatas panaderas y para el postre copa de chocolate.

Para Nochevieja la mesa también se viste de gala. Se degustarán: surtido de ibéricos, crema de marisco a la albahaca con langostinos, solomillo de cerdo a la mostaza con patatas y champiñones salteados, y de postre tarta selva negra, así como las tradicionales uvas de la suerte y surtido de dulces navideños. El almuerzo de Año Nuevo se compondrá de coctel de marisco, crema parmentier con nueces y almendras laminadas, lomo de bacalao gratinado con ali oli de almendras con zanahorias baby y natillas caseras con frutos rojos.

Igualmente, en el Día de Reyes se servirá ensalada de gamba y palitos de mar, sopa de marisco, muslo de pollo relleno de orejones y nueces con calabaza salteada y de postre tampoco faltará el tradicional roscón de Reyes.

Los menús especiales que se detallan están indicados para los pacientes que no tienen limitaciones en la alimentación por prescripción médica. En caso de que exista alguna restricción y los pacientes requieran, por ejemplo, una dieta blanda, diabética o triturada los platos de los menús serán adaptados. Igualmente, se elaborarán platos especiales en el caso de personas con alguna intolerancia alimentaria, como celíacos e intolerantes a la lactosa.

Publicado en Montilla

Ha sido elaborada por el guardia civil herido en Montalbán en acto de servicio que fue atendido en el centro montillano, al que pertenecen parte del equipo de profesionales que mueven este proyecto literario

El Hospital de Montilla ha acogido hoy el acto de entrega de la pintura que se convertirá en la portada del libro que aglutinará los relatos presentados al proyecto ‘Vivencias UCI’, concurso promovido por un grupo de profesionales de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital montillano, junto con las UCIs de la provincia de Córdoba de centros tanto públicos (Reina Sofía, Cabra y Pozoblanco) como privados (Quirón, Cruz Roja y San Juan de Dios).

El autor de la obra es Antonio Briega, el guardia civil que hace un tiempo fue atendido y operado de urgencia en el Hospital de Montilla tras ser herido en Montalbán (Córdoba) cuando, en el cumplimiento de sus funciones hace tres años, acudía a dar respuesta a un aviso por posible violencia de género, donde recibió un disparo en el abdomen que le ocasionó severas heridas de alto riesgo vital. Después de su recuperación, el joven quiso agradecer mediante una emotiva carta la atención recibida en el centro por parte de todos sus profesionales, a la vez que el Instituto Armado de Córdoba reconoció al hospital montillano en 2017 en la primera edición de los galardones ‘Benemérito instituto’ en agradecimiento por el apoyo y colaboración permanente con este Cuerpo y específicamente por el caso del guardia civil de Montalbán.

La pintura representa una habitación de la Unidad de Cuidados Intensivos donde una enfermera da la mano al paciente en señal de cariño, ayuda, compresión y comunicación, también destacar el fondo donde se encuentra su familia que observa al paciente con las manos colocadas en señal de esperanza y humanización. 

Al emotivo acto han asistido el alcalde de Montilla, Rafael Llamas; el capitán de la Guardia Civil de Montilla, Bernardo Jiménez; el teniente comandante del Puesto, Alfredo Lorenzo Lasheras; junto al director gerente de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir, Pedro Manuel Castro; el director de Procesos Asistenciales, José Luis Zambrana; el director de Línea de Procesos Quirúrgicos, José Luis Jiménez Lefler; y el responsable del proyecto, el director de Línea de Cuidados Críticos y Urgentes del hospital montillano, Emilio del Campo.

En septiembre de este año, el equipo de profesionales que lo compone presentó el concurso de relatos, que pretende ser una recopilación de experiencias y vivencias de profesionales y familiares que posibilitarán la mejoran del trato que se realiza a los pacientes ingresados en las Unidades de Cuidados Intensivos, así como a sus familias. Según el responsable del proyecto, el director de Línea de Cuidados Críticos y Urgentes del Hospital de Montilla, Emilio del Campo, “pensamos que nadie mejor que sean los propios protagonistas los que se comuniquen con sus vivencias, para tener una visión objetiva de los puntos de mejora, y vuelquen sobre un papel sus experiencias y emociones vividas”.

La convocatoria para recibir trabajos finalizó hace menos de un mes, y a ella han concurrido 90 relatos, todos ellos llenos de emociones, experiencias y vivencias de paso por una UCI.

El libro que recopilará todos los trabajos presentados al certamen está previsto que se presente en torno en el segundo trimestre del próximo año. Posteriormente, se pretende llevar a cabo una representación teatral con el relato ganador. Ambas iniciativas se han puesto en marcha con fines solidarios.

Publicado en Montilla

 

Unas 50 cuidadoras de la comarca han compartido un día de convivencia y desconexión de tu tarea diaria con una ruta guiada por lugares de interés turístico en Montilla

El Hospital de Montilla ha llevado a cabo este miércoles su XII Jornada de Cuidadoras, conjuntamente con Atención Primaria –integrada en el Área de Gestión Sanitaria Sur de Córdoba-, con el objetivo de propiciar una jornada de convivencia y desconexión de su tarea diaria para las cuidadoras de la comarca. Unas 50 cuidadoras de personas dependientes de la comarca han tomado parte en esta actividad que, un año más, ha ofrecido una alterativa de ocio a estas personas que a menudo carecen de tiempo para ellas mismas porque dedican la mayor parte del suyo al cuidado de otros.

Los profesionales del hospital montillano y la enfermería gestora de casos de las Unidades de Gestión Clínica de Aguilar y Castro del Río, Montilla, Fernán Núñez y La Rambla, han sido los encargados de organizar esta duodécima edición de la jornada para cuidadoras, que se ha desarrollado en el centro hospitalario montillano entre las 9 y las 13 horas.

Dentro de ellas se han desarrollado un par de talleres. El primero ha corrido a cargo del enfermero de enlace Pedro Villalba, y ha versado sobre hábitos de vida saludable, con temas como la alimentación, el ejercicio, la importancia del descanso y de cuidarse para poder cuidar. Precisamente, la alimentación la han podido poner en práctica durante el desayuno saludable que se ha servido en la cafetería del centro. El otro taller ha sido de baile, conducido por el grupo ACUYUYÉ de Montilla, en el que de manera altruista ha ofrecido un minicurso de pasos de baile para que puedan practicarlo como actividad saludable y forma de desconexión en su día a día.

Desde la Comisión de Cuidados, integrada por profesionales del hospital montillano y del Área de Gestión Sanitaria Sur de Córdoba, que organiza cada año este evento, se subraya que el objetivo de este tipo de encuentros es servir de reconocimiento a la labor diaria que desempeñan las cuidadoras, a la vez que propiciar un foro para compartir experiencias.

El director de Cuidados de Enfermería del Hospital de Montilla, Francisco J. Antúnez, ha indicado que “la responsabilidad de cuidar a una persona que se encuentra en situación de dependencia supone una gran dedicación en tiempo y esfuerzo, unida a una gran carga emocional que a veces no es fácil de gestionar. La intención de todo el equipo que organiza estas jornadas es darles herramientas para que puedan enfrentarse en su día a día a esta tarea, preparándoles física y emocionalmente para que su propia salud no se vea afectada”.

Dentro del área de influencia hospitalaria de la comarca existen un total de 1.047 personas reconocidas formalmente como cuidadoras. Concretamente, repartidas entre los municipios cordobeses de Montilla (418), Aguilar de la Frontera (289), La Rambla y Montalbán (122), Fernán Núñez  y Montemayor (218).

Plan específico para Cuidadoras

 

El Hospital de Montilla, como el resto de centros gestionados por la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir, tiene en marcha un plan específico con medidas de acción positiva para garantizar la atención personalizada e integral de las personas en situación de dependencia, así como de sus cuidadoras, en todas las áreas del hospital: Gestoría del Usuario, Urgencias y Hospitalización, tal y como lo ha establecido la Consejería de Salud para todo el sistema sanitario público andaluz. En concreto, este plan se activa cada vez que una cuidadora presenta la credencial que se le facilita en su centro de salud, en el primer nivel de asistencia sanitaria.

            Entre otras cosas, estas personas disponen en el hospital de una ventanilla única donde dirigirse; se benefician de circuitos de atención preferente e integral; y los profesionales de enfermería del hospital trabajan con atención primaria en su identificación y captación, así como en la mejora y potenciación de sus habilidades y conocimientos.

En lo que va de año, han sido captadas en Hospitalización del centro montillano 15 nuevas personas cuidadoras. Asimismo, durante este 2017 se han atendido con medidas de atención preferente un total 32 cuidadoras portadoras de la Tarjeta ‘+ Cuidado’.

        

Publicado en Montilla

El objetivo es continuar trabajando por el desarrollo en accesibilidad universal en cada uno de sus centros hospitalarios

La Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir ha impartido recientemente un curso de Lengua de Signos Española dirigido a sus profesionales, con el objetivo de satisfacer necesidades en la primera atención, ayudando a comprender y utilizar estructuras básicas de uso frecuente, así como tomar conciencia de las características culturales propias de la comunidad de personas sordas signantes. La intención de este tipo de formación es continuar trabajando por el desarrollo en materia de accesibilidad universal en cada uno de los centros hospitalarios que forman dicha Agencia Sanitaria (los comarcales de Andújar y Montilla, y los de Alta Resolución de Jaén -Sierra de Segura, Alcaudete y Alcalá la Real-, y Córdoba -Puente Genil y Valle del Guadiato-).

Al curso han asistido de forma presencial 20 alumnos y alumnas, muchos de ellos administrativos, que prestan la primera atención al usuario junto a celadores, auxiliares y una enfermera. Para impartirlo se ha contado con la Asociación Provincial de Personas Sordas de Córdoba (APPSC).

Entre los contenidos estudiados se encuentran nociones sobre la Lengua de Signos Española, el alfabeto dactilológico, vocabulario específico para el saludo y la despedida, gramática para oraciones interrogativas, enunciativas, pronombres personales y números. También se ha analizado la idiosincrasia y cultura de la comunidad sorda, vocabulario específico en relación con profesionales y lugares de trabajo, junto a las funciones del intérprete de la Lengua de Signos.

Los hospitales de la Agencia vienen trabajando desde hace tiempo en la accesibilidad universal en distintos ámbitos, entre los que se encuentra la sensibilización y formación a sus profesionales o la adaptación de sus infraestructuras. Otros de los cursos que se han incluido en el Plan de Formación Interno 2018-2019 relacionados con esta materia versa sobre sensibilización en la atención a pacientes con diversidad funcional (trastorno del espectro autista).

En lengua de signos española ya están formadas 32 personas entre la edición de este año y el anterior, así como 5 en Género, Derechos Humanos y Discapacidad que se desarrolló en el plan de formación 2017-2018.

Publicado en Montilla

Durante la actividad se han ofrecido consejos e información para conocer mejor las terapias anticoagulantes y conseguir una mayor adherencia al tratamiento

El Hospital de Montilla (Córdoba) ha llevado a cabo hoy su III Jornada Informativa dirigida a Pacientes Anticoagulados. El Salón de Actos del centro hospitalario ha albergado esta actividad en la que se han dado cita más de medio centenar de personas afectadas por este problema de salud de la comarca.

La jornada, dirigida desde el área de Laboratorio y Biotecnología del hospital montillano, tiene como principal objetivo ofrecer una información sencilla, amena y a la vez práctica sobre los tratamientos  anticoagulantes, con consejos útiles en su vida diaria que les permita una buena adherencia al tratamiento, además de informar de los cuidados  y precauciones a fin de minimizar el riesgo de complicaciones. De esta forma, se pretende que viva su condición de ¨paciente anticoagulado¨ sin miedo y con responsabilidad. 

La actividad, dirigida principalmente a pacientes anticoagulados, sus familiares y cuidadores, así como al personal de enfermería de Atención Primaria, ha corrido a cargo de los facultativos especialistas en Hematología del hospital montillano Inés María García Rubio y Antonio Vicente Rueda, este último como Director de la Línea de Procesos de Biotecnología. El evento ha contado también con la participación de la Asociación Cordobesa de Paciente Anticoagulados -integrada en FEASAN (Federación Española de Pacientes Anticoagulados)-. Concretamente, su presidente, Rafael Martínez, ha explicado la labor que en esta materia lleva a cabo la asociación en la provincia.

Igualmente, se ha instalado una mesa informativa a la entrada del Salón de Actos, con la presencia de miembros de la Asociación Cordobesa de Pacientes Anticoagulados, donde se ha ofrecido material divulgativo, cartelería, folletos, en formato impreso y digital, para saber más acerca de esta patología y de cómo mantenerla bajo control.

Durante la jornada, los asistentes han recibido información útil y actualizada sobre terapia anticoagulante; control de la anticoagulación oral. Asimismo, las recomendaciones dietéticas y de vida saludable para este tipo de pacientes han sido otro de los aspectos fundamentales abordados durante la charla.

En este sentido, la facultativa especialista en Hematología del Hospital de Montilla, Inés María García, destaca los consejos generales que deben tener en cuenta todos los pacientes que siguen terapia anticoagulante, tales como evitar deportes violentos y situaciones con alto riesgo de accidente; consultar con su médico la toma de nueva medicación; evitar las inyecciones intramusculares; llevar consigo el documento que indique la condición de persona anticoagulada y la hoja de control de la medicación en caso de viajes y desplazamientos; informar ante procedimientos quirúrgicos o invasivos, extracción dentaria, etc., que requieran sustitución de la terapia oral por terapia con heparina subcutánea, así como la vigilancia ante complicaciones hemorrágicas.

 

     Terapia anticoagulante

El tratamiento anticoagulante oral es una terapia indicada en múltiples procesos como tratamiento preventivo de acontecimientos trombóticos como ocurre en los pacientes con arritmias cardíacas (siendo la más frecuente la fibrilación auricular) y pacientes portadores de prótesis valvulares cardíacas, dado su alto riesgo trombótico. Por otro lado, se indica en aquellos pacientes que han padecido algún proceso tromboembólico como trombosis venosa profunda, ictus cerebral o embolismo pulmonar, a fin de minimizar el daño orgánico que estas patologías conllevan. En total, se estima que el entre el 1 y el 2% de la población general en España recibe algún tipo de tratamiento anticoagulante.

       Un manejo incorrecto de este tratamiento puede generar complicaciones hemorrágicas, de ahí la necesidad de seguir las instrucciones sobre el tratamiento ofrecidas por los facultativos. La experiencia ha demostrado que los riesgos disminuyen claramente cuanto más informado e involucrado esté el paciente con su tratamiento. Por ello, el Hospital de Montilla ha llevado a cabo esta tercera jornada, con idea de que se consolide como un evento anual de divulgación y educación para la salud.

       Este encuentro entre médicos y pacientes ofrece también a los asistentes la posibilidad de plantear a los profesionales sanitarios sus dudas y preguntas acerca de su problema de salud, además de servir de foro de encuentro entre personas que comparten una misma patología.

Publicado en Montilla

III Jornada dirigida a Pacientes Anticoagulados

Publicado en Montilla

Es la materialización del compromiso de la organización para resolver estos casos a través de la responsabilidad, el respeto a la dignidad de las personas y el diálogo

La Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir ha desarrollado un protocolo para la Gestión de Conflictos Interpersonales, que viene a complementar el que ya existe desde 2014 sobre situaciones de acoso, y que está difundiendo entre su personal. El documento, que pretende ser una herramienta eficaz para la gestión y resolución de conflictos surgidos en el ámbito laboral en la Agencia, es la materialización del compromiso de la organización para resolver los conflictos interpersonales a través de la responsabilidad, el respeto a la dignidad de las personas y el diálogo, considerados como principios básicos del desarrollo organizativo y profesional.

Según apunta la directora de Profesionales, Pilar Gil, “una empresa que promueve con eficacia la salud psicosocial de sus trabajadores no niega ni elude el conflicto, sino que es capaz de reconocerlo, gestionarlo y resolverlo adecuadamente, teniendo presente, además, que en muchas ocasiones el acoso laboral es consecuencia directa de un conflicto interpersonal no resuelto. La implantación del presente protocolo para la resolución de conflictos que pueden afectar la salud de las personas e incluso a la propia ‘salud’ de la organización se incardina, pues, dentro de la prevención de riesgos laborales”.

Por conflicto se entiende todo enfrentamiento entre dos o más trabajadores desarrollado en el ámbito laboral como consecuencia de desacuerdos, intereses contrarios, opiniones divergentes, metas incompatibles o falta de empatía entre los involucrados. No se consideran conflictos aquellas situaciones aisladas, meramente ocasionales o derivadas de desencuentros razonables en una relación laboral. Igualmente, la mediación es voluntaria. Nadie está obligado a someterse al procedimiento de mediación, a mantenerse en el mismo ni a concluir un acuerdo.

Con el objetivo de difundir esta modificación del protocolo entre todo el personal, se van a llevar a cabo diferentes sesiones formativas en todos los centros de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir -los comarcales de Montilla y Andújar, y los de Alta Resolución de Puente Genil y Valle del Guadiato, en Córdoba, y Sierra de Segura, Alcaudete y Alcalá la Real, en Jaén- durante los últimos días de noviembre y primeros de diciembre. Además, esta información se va a complementar con un apartado específico en la Intranet y el envío personalizado de boletines electrónicos.

Circuito

El procedimiento de mediación se inicia mediante una solicitud dirigida a la Comisión de Mediación y/o Dirección de Profesionales, de común acuerdo por las partes o bien por una solamente. Recibida ésta, la Comisión asignará a una persona mediadora, la cual citará a los/las profesionales a una sesión informativa. Tras ella, se inicia la sesión consultiva, de la que se levantará un acta. El proceso puede finalizar con o sin acuerdo. En caso afirmativo, éste se reflejará en un documento, que será vinculante para las partes firmantes del mismo.

El procedimiento de mediación y la documentación utilizada en el mismo es confidencial. La obligación de confidencialidad se extiende al mediador y a las partes intervinientes, de modo que no podrán revelar la información que hubieran podido obtener derivada del procedimiento.

La protección de la salud de las personas trabajadoras mediante la prevención de los riesgos derivados de su trabajo encuentra en la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales su pilar fundamental, exigiendo la misma a todos los empresarios el deber de vigilar y mejorar las condiciones de trabajo de sus empleados, haciendo desaparecer los riesgos o minimizando aquéllos que no se puedan eliminar. La protección se debe realizar no sólo frente a los riesgos de carácter físico, sino también sobre aquellos riesgos que puedan causar un deterioro psíquico en la salud de los trabajadores.

Publicado en Montilla
Página 1 de 15