Mostrando artículos por etiqueta: Hospital de montilla

El Hospital de Montilla cumple diecisiete años desde su inauguración -el 24 de febrero de 2004- durante los que ha realizado más de 2,7 millones de actos asistenciales, entre consultas externas, urgencias, cirugías, ingresos y partos.

En concreto, el hospital montillano ha llevado a cabo, en estos diecisiete años, 1.990.625 consultas externas, 707.458 urgencias -con un promedio diario de 113 pacientes al día-, 57.289 intervenciones quirúrgicas, 55.679 ingresos, casi 204.592 estancias hospitalarias, y 8.047 partos.

Asimismo, en este período se han superado los 19 millones de pruebas diagnósticas a los pacientes que han pasado por sus instalaciones, repartidas entre 18.749.716 de laboratorio –análisis clínicos, hematología y anatomía patológica-, y más de 833.200 pruebas diagnósticas –incluyendo radiología simple, ecografía, TAC, estudios de contraste y mamografías-.

En lo que respecta a consultas externas, en la actualidad, nueve de cada diez pacientes que acude a primera visita con el especialista es atendido en acto único.

Es decir, el paciente es visto en el mismo día por el médico, se le realizan las pruebas diagnósticas y se marcha a casa con el diagnóstico y el tratamiento a su problema de salud, evitándole desplazamientos al centro, con el consecuente ahorro de tiempo e incertidumbre.

La consulta en acto único es uno de los principales pilares que sustentan el modelo de alta resolución, con el que funciona el centro desde su inicio, unida a la Cirugía Mayor Ambulatoria -que no requiere hospitalización y emplea tecnología más precisa y técnicas quirúrgicas menos invasivas, facilitando una incorporación más rápida del paciente a su vida habitual-, y la Unidad de Hospitalización Polivalente, diseñada para favorecer la intimidad del paciente y la rápida asistencia.

492 profesionales sanitarios y no sanitarios trabajan, de media, en el centro hospitalario, con una edad media de 44 años, de los que el 70% son mujeres. Presta asistencia a más de 61.600 habitantes repartidos entre seis municipios de la comarca -Montilla, Aguilar de la Frontera, Fernán Núñez, La Rambla, Montalbán y Montemayor-.

Publicado en Montilla

Las medidas tienen como objetivo mantener un entorno seguro para pacientes y profesionales, reforzando la prevención frente al aumento de casos de la COVID-19

Los hospitales de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir (los comarcales de Andújar y Montilla, así como los de Alta Resolución de Sierra de Segura, Alcaudete, Alcalá la Real y Sierra de Cazorla, en Jaén; y Puente Genil y Valle del Guadiato, en Córdoba), han implantado nuevas normas para regular el acceso a sus instalaciones y el acompañamiento a pacientes en todas las áreas -Hospitalización, Urgencias, Consultas Externas y Pruebas Diagnósticas y Funcionales- con el objetivo de aumentar la seguridad entre pacientes  y profesionales durante la pandemia de COVID-19.

Según apunta el coordinador asistencial de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir, Miguel Ángel Castellano, “con estas nuevas medidas pretendemos garantizar un acceso seguro al centro, además de que cada paciente pueda estar acompañado siempre que su proceso clínico, grado de complejidad de la asistencia y especialmente la situación epidemiológica tanto comunitaria como del centro lo permitan”.

Como norma general, el paciente deberá evitar acudir acompañado a Urgencias, Consultas Externas o pruebas diagnósticas. Tanto en estas áreas como en Hospitalización se permite sólo el acompañamiento -nunca las visitas- de una persona en menores de edad; en grandes discapacitados; en pacientes con trastornos de la percepción sensorial; en pacientes en situación de agitación o deterioro cognitivo; en la consulta de embarazo; en situación en la que el clínico vaya a comunicar una mala noticia; y en pacientes ingresados que no pueden desarrollar con autonomía las actividades básicas de la vida diaria.

También se aplica en pacientes ingresados en situación terminal o al final de su vida, donde podrán estar acompañados de forma permanente de una persona, pudiendo, excepcionalmente y en situaciones de muerte inminente, valorarse la presencia de un número superior de personas en la habitación, siempre que se garantice su seguridad.

En los casos de pacientes ingresados por COVID-19 que no pueden estar acompañados, los hospitales de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir han reforzado la información telefónica a familiares.

Acompañamiento en partos y cirugías programadas

Los pacientes que estén pendientes de una cirugía mayor o menor ambulatoria programada, podrán acudir acompañados al centro por una persona. Ésta deberá permanecer en el espacio que cada centro habilite para ello, en función de su situación epidemiológica, su estructura y siempre que se pueda garantizar la distancia mínima de seguridad. En caso de que por circunstancias extraordinarias el acompañante tuviese que esperar fuera del edificio, la información sobre la intervención y la necesidad de su acceso al edificio se realizará de manera telefónica.

En los partos atendidos en el Hospital Alto Guadalquivir y en el Hospital de Montilla, como norma general, la mujer tiene derecho a estar acompañada durante todo el proceso, siempre bajo criterio facultativo. Igualmente, se valorará para ello ser positivo o no en COVID-19 para dicho acompañamiento.

Accesos y deambulación en el centro

Los hospitales de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir también han reforzado la seguridad en los accesos. Así, existe personal que controla dicho acceso a pacientes y/o acompañantes en las puertas de entrada de los centros, informándoles de lo que deben hacer y resolviendo sus dudas. Les orienta, asimismo, si es preciso, sobre el lugar al que deba dirigirse y la mejor forma de llegar a él.

El responsable del Control de Acceso también vela por que las personas que esperan para acceder al edificio lo hagan en fila y respetando entre ellos la distancia de seguridad. También solicita la documentación que acredite su condición de paciente o acompañante. Del mismo modo, recuerda a las personas que accedan al centro que mantengan en todo momento puesta la mascarilla; que no utilicen guantes; que realicen frecuente higiene de manos; que evitan el posible contacto con superficies; que eviten transitar por el hospital si no es necesario para su asistencia; y que sigan las instrucciones del personal del hospital.

Desde la dirección de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir se quiere agradecer de antemano la colaboración de la ciudadanía para la implantación de estas medidas, recordando que están destinadas a proteger la salud de los pacientes y del personal que los atienden.

Los datos muestran que se está produciendo un incremento de los casos, por lo que se considera que ”es importante realizar un llamamiento a la responsabilidad de la ciudadanía, para que respete las medidas generales de prevención y ayuden a los profesionales a poder cuidarles”.

Desde estas líneas quieren agradecer de nuevo el “extraordinario trabajo que están desarrollando el conjunto de profesionales de la Agencia, con una gran coordinación e implicación de todas las unidades, tanto asistenciales, como no asistenciales; de los distintos centros y de todas las categorías profesionales”.

Publicado en Montilla

Los centros elaboran platos especiales estos días festivos ofreciendo una llamativa carta de alimentos para recrear un ambiente familiar

Como viene siendo habitual en estas fechas tan señaladas, los hospitales de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir ofrecen a los pacientes ingresados y a los profesionales de guardia menús especiales durante los días de Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo y el Día de Reyes. Se busca con ello hacer más llevadera su estancia en el centro durante estas fechas, asociadas a un ambiente agradable y familiar.

Los menús especiales que se detallan están indicados para los pacientes que no tienen limitaciones en la alimentación por prescripción médica. En caso de que exista alguna restricción y los pacientes requieran, por ejemplo, una dieta blanda, diabética o triturada, los platos de los menús serán adaptados. Igualmente, se elaborarán platos especiales en el caso de personas con alguna intolerancia y/o alergia alimentaria, como celíacos o intolerantes a la lactosa, entre otros.


En la provincia de Córdoba, los menús de nuestros hospitales -Hospital de Montilla y Hospitales de Alta Resolución de Puente Genil y Valle del Guadiato- serán los siguientes:

La suculenta carta de platos comienza con la cena de Nochebuena que este año se compone de langostinos cocidos dos salsas, sopa de ave con picatostes y virutas de jamón, rosada a la marinera con salteado de verduras, tarta selva negra y surtido de dulces navideños. El día de Navidad, hay previstos como entrante y primer plato jamón serrano, queso manchego y sopa de marisco. De plato principal pollo relleno con salsa de frutos secos y patatas parisinas y para el postre tronco de Navidad.

Para Nochevieja la mesa también se viste de gala. Se degustarán: ensalada de marisco con salsa rosa, Vichysoisse con virutas de jamón y medallones de merluza con gambas y mejillones sobre lecho de pisto, y de postre tarta de tiramisú, así como las tradicionales uvas de la suerte. El almuerzo de Año Nuevo se compondrá de jamón serrano y queso manchego, crema de marisco, carrillada de cerdo al vino tinto con patatas panaderas y natillas caseras y surtido de dulces navideños.

Igualmente, en el Día de Reyes se servirá ensalada mézclum con rulo de cabra y frutos secos, sopa de picadillo, solomillo de cerdo con salsa al Pedro Ximénez sobre lecho de verduritas y de postre tampoco faltará el tradicional roscón de Reyes.

Publicado en Montilla

El proyecto lleva por nombre ‘La cama de los últimos días’ y busca dignificar la muerte en el Área de Urgencias, algo que se consigue ya en el 93% de las ocasiones

El Hospital de Montilla (Córdoba) ha conseguido uno de los galardones de los V Premios Nacionales Humanizando la Sanidad que otorga la compañía farmacéutica TEVA por su proyecto que lleva por título ‘La cama de los últimos días’. A través de éste, se busca ofrecer una muerte digna a los pacientes que llegan a las Urgencias en situación de muerte inminente, o lo que es lo mismo, sin solución médica, prestando una asistencia clínica lo más humanizada posible, algo en lo que se consigue ya en el 93% de las ocasiones.

Según apunta el director de Procesos Críticos y Urgentes del hospital montillano, el Dr. Emilio del Campo, y coordinador del proyecto, “distintos estudios demuestran que hay una tendencia creciente de familias de enfermos con enfermedades degenerativas, terminales y mala calidad de vida que vienen a Urgencias buscando una solución a la enfermedad, cuando en realidad están en sus últimos días de vida, precisando más una medicina paliativa que curativa. Deben fomentarse actuaciones encaminadas a que la sociedad tenga el cambio de mentalidad para aceptar con naturalidad la muerte, como un hecho que tiene que suceder en cualquier persona cuando ésta llega, y no aumentar el sufrimiento, si lo hay, del paciente y la familia. En tanto esto no ocurra, los hospitales deben prepararse para acomodar el deseo de morir en él”.

En la actualidad, indica el Dr. del Campo, “los servicios de Urgencias, por sus propias características, no están acondicionados para atender a los pacientes en proceso de muerte. No obstante, hemos comprobado que ello genera sentimiento de abandono en el paciente y en la familia, así como frustración entre los profesionales que saben lo que tienen y no tienen que hacer, pero no pueden ante la falta de organización e infraestructura”.

Ante ello, el Hospital de Montilla comenzó a trabajar en 2010 con un equipo formado por profesionales médicos, enfermería, auxiliares y celadores para abordar este asunto. El primer paso que realizó el grupo fue la definición clara del concepto “muerte inminente”, entendida como “etapa final de la agonía, donde el médico o enfermero que atiende al paciente espera el fallecimiento en las siguientes 24 horas y conocen o saben tras consultar con la historia clínica y/o familiares que no hay solución médica viable”.

Posteriormente, se creó un circuito específico para el paciente con muerte inminente, tratando de que el mayor número de enfermos en esta situación pudieran fallecer en una cama acompañados de su familia, y logrando que el paciente ingrese de manera rápida, existiendo una cama reservada para ello. Para ello, el hospital tiene habilitada una cama en el Área de la Unidad Especial, y en caso de ser necesaria hay otras dos camas más en sustitución de la primera, cada una de ellas individual, con doble entrada -una para familiares y otra para profesionales- con cuarto de baño propio y sin restricciones de acceso para familia y allegados.

Por su parte, los profesionales intensifican las medidas de comunicación con la familia tanto a la llegada a las Urgencias como en la sala de información de la Unidad donde ingresa el paciente. Asimismo, se prescriben las indicaciones de sedación en la agonía si las necesitase y se proporciona un soporte emocional eficaz a las familias para acompañarlos en el duelo.

“Con este procedimiento conseguimos actuar en cuatro frentes fundamentales: el primero, en el paciente, al dignificar su etapa final de la vida; el segundo,  en las familias, porque existe mayor comunicación con ellas y evita sufrimientos innecesarios; el tercero, en los profesionales, porque les libera de conflictos familiares y éticos que puedan surgir por el estado emocional de la familia; y cuarto, en el propio área de Urgencias, ya que organizativamente el profesional conoce cuál es su papel en este proceso, conoce el proceso, y ello evita reclamaciones, denuncias y eventos agresivos no deseados entre profesionales y familias”.

“En ocasiones ante esta situación de muerte inminente, los sanitarios usamos la frase “ya no hay nada que hacer” y habría que cambiarla por “aún quedan muchas cosas por hacer”, porque a veces podemos curar, pero siempre podremos cuidar al paciente y familias, ya que esa es nuestra misión”, concluye el Dr. del Campo.

Los resultados de este trabajo, que dura ya diez años, son los que se analizarán en estos premios de humanización sanitaria, en el que participan 50 proyectos de centros sanitarios de toda España.

Premios TEVA

Los Premios Humanizando la Sanidad tienen como objetivo reconocer la labor de aquellas instituciones, públicas o privadas, que desarrollan proyectos, actividades e iniciativas solidarias que contribuyen a sobrellevar la difícil experiencia de la enfermedad de la mejor manera posible, creando un ambiente más agradable y seguro para los pacientes y sus familias; eliminando miedos, apoyándolos psicológicamente y humanizando los procesos asistenciales, con el fin de ayudarles a manejar su enfermedad de una manera más positiva.

Esta quinta edición ha premiado 11 proyectos desarrollados en hospitales o centros sanitarios españoles que han conseguido mejorar la calidad de vida de pacientes y familiares, gracias al trabajo, la sensibilidad, la innovación y la imaginación, que ayuden en la mejora de la calidad de vida de los pacientes. Cada premio está dotado de 3.000 euros que se entregarán a la organización que haya desarrollado el trabajo, y será en concepto de donación, ayudando al desarrollo de este u otros proyectos.

La entrega de premios se pudo ver en streaming el día 21 de diciembre a las 16 horas por el canal de YouTube de TEVA. En concreto, el vídeo que destaca el trabajo del Hospital de Montilla se puede ver en el canal de YouTube de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir: https://youtu.be/BAhippCfilg

Publicado en Montilla

El Hospital de Montilla (Córdoba) ha recibido un doble reconocimiento en la segunda edición de los ‘Premios BSH - Best Spanish Hospitals Awards®’, que están dirigidos al reconocimiento de la excelencia sanitaria y que organiza la consultora Higia Benchmarking junto a la compañía especializada en codificación hospitalaria ASHO al que se han presentado 105 hospitales públicos y privados de España.

En concreto, ha ganado en las categorías de ‘Mejor hospital comarcal’ y en ‘Riñón y vías urinarias’. Asimismo, ha quedado finalista en otras dos: ‘Aparato digestivo y hepatopancreático’ y ‘Aparato respiratorio’. La gala de los premios se llevó a cabo el pasado lunes 14 de diciembre, en modalidad on line.

El Dr. José Luis Zambrana, director de línea de Procesos Asistenciales del centro hospitalario montillano, ha indicado que “este premio viene a reconocer nuestros resultados asistenciales de 2019, explotando datos estándares que todos los hospitales del país están obligados a recoger. No sólo se valoran datos de gestión clínica, sino de calidad asistencial como son la presencia de complicaciones o la mortalidad”.

El objetivo de los galardones se centra en potenciar la gestión clínica orientada a la mejora continua de hospitales de agudos españoles públicos y privados, así como reconocer la labor de los centros participantes. Las mediciones se han realizado en relación con su eficiencia y calidad asistencial, bajo parámetros metodológicos validados por la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA).

“Tras este año tan duro, estos reconocimientos son un empujón para todos los profesionales del Hospital de Montilla para seguir en este camino y mejorar aún más la atención a nuestros pacientes y familias”, ha asegurado el Dr. Zambrana.

En el proceso de análisis se examinó la actividad homologada asistencial, como la de hospitalización convencional y cirugía mayor ambulatoria (CMA), a partir de los registros de actividad del año 2019. Los mejores hospitales mostraban respecto al resto en sus resultados un 8% menos de estancia hospitalaria, 16% menos de reingresos, 26% menos de complicaciones y un 31 % menos de mortalidad.

Calidad y mejora continua

El valor de los Premios BSH -Best Spanish Hospitals Awards®- reside, además de la propia entrega de los premios, en ofrecer a todos los centros participantes una información útil para optimizar sus resultados a partir de identificar sus recorridos de mejora específicos. Para ello, todos los hospitales van a recibir, de forma gratuita, información detallada del posicionamiento de sus resultados en todas las categorías analizadas para establecer los premios.

Para definir qué hospitales reciben los premios por sus mejores resultados se han analizado hasta 250 indicadores para cada categoría, identificando a los 3 hospitales más destacados en cada una de ellas. El hospital Benchmark con mejor resultado en su grupo y para cada categoría, recibe este galardón, quedando los otros 2 hospitales Benchmark como finalistas en cada categoría concreta.

 Los datos pueden ser consultados mediante la plataforma analítica BS3 (Benchmarking Sanitario 3.0). Los resultados de cada hospital serán conocidos y accesibles sólo por el propio centro. En la plataforma BS3, y a través de un código propio, cada hospital podrá compararse con los resultados agregados por grupos de hospitales, y con los resultados agregados de los hospitales premiados en cada categoría. El hospital podrá contrastar y verificar sus posicionamientos en todas las categorías analizadas, de manera totalmente gratuita.

Publicado en Montilla

Empresas, ayuntamientos, cofradías, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, AMPAs y ciudadanos anónimos, entre otros, han entregado de forma solidaria material y otros productos como apoyo a los hospitales y sus profesionales

La Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir ha querido agradecer públicamente las más de 150 colaboraciones y donaciones realizadas por personas y entidades de ámbitos muy diversos durante los meses pasados, los cuales han estado marcados la pandemia de COVID-19.

Empresas, ayuntamientos, cofradías, hermandades, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, AMPAs, asociaciones, grupos de voluntarios y ciudadanos anónimos, entre otros, han formado parte de este amplio grupo que han materializado su solidaridad, compromiso y apoyo a los hospitales y sus profesionales con la entrega de material y productos de muy diverso tipo.

Para reconocer todo el apoyo y cariño recibido de la sociedad, la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir ha realizado un vídeo donde los propios profesionales, de todas las categorías, agradecen estas colaboraciones. Asimismo, ha creado un apartado específico en su web corporativa y en su intranet, donde se puede consultar el listado completo de entidades.

La Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir puso en marcha un circuito para canalizar todas las iniciativas de colaboración que, de forma desinteresada, han estado llegando en estos meses pasados a sus centros por parte de estos ciudadanos anónimos, instituciones y entidades. Su objetivo ha sido reconducir dichos esfuerzos y donaciones hacia los canales oficiales, evitando con ello situaciones que pudieran generar alarmas injustificadas por mensajes falsos de escasez de material, donación de material de protección no válido o incluso situaciones de fraude económico.

Además de la generosidad de las donaciones, la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir ha recibido más de un millar de mensajes de cariño y fuerza para profesionales y pacientes a través de la campaña ‘Mi corazón está contigo’. Éstos se pueden consultar en la página web puesto que se actualizaban diariamente durante el tiempo que dicha campaña estuvo operativa.

Publicado en Montilla

La nueva acreditación de la Agencia de Calidad Sanitaria busca convertir a los centros andaluces en referentes en la lucha contra la violencia de género desde el ámbito sanitario

La Consejería de Salud y Familias, a través de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA) de la Fundación Progreso y Salud, acaba de lanzar un nuevo sistema de acreditación para ‘Centros comprometidos contra la violencia de género’, un reconocimiento público a la labor de los profesionales y de los equipos directivos de los centros asistenciales andaluces en la atención integral a mujeres víctimas de violencia de género.

La iniciativa ha sido presentada este martes en el marco de la jornada virtual ‘Impacto en salud y atención hacia la violencia de género’, organizada por la Escuela Andaluza de Salud Pública con ocasión del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer que se celebra el 25 de noviembre.

Promovido por la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Consejería de Salud y Familias, este nuevo programa de acreditación busca crear espacios para aprender y compartir buenas prácticas entre los centros de la sanidad andaluza, que a menudo son los primeros en detectar casos de violencia de género y atender a las víctimas - en 2019 más de 7.000 mujeres fueron atendidas en la sanidad pública andaluza por este motivo.

En este sentido, el proyecto de ‘Centros comprometidos contra la violencia de género’ pretende constituirse en una distinción que permita a las mujeres identificar a los centros sanitarios como entornos seguros y especializados en el abordaje de este tipo de violencia.

Los centros que se sumen a esta iniciativa podrán evaluar y acreditar su grado de implantación de buenas prácticas en este campo según unos estándares definidos por el grupo de expertos coordinado por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía y recogidos en el correspondiente manual de acreditación, disponible en la web de la ACSA (www.juntadeandalucia.es/agenciadecalidadsanitaria).

Estos estándares abordan diferentes aspectos relacionados con la asistencia y la gestión de los centros, tales como la formación de los profesionales, los sistemas de detección, intervención y seguimiento de casos, la coordinación con los equipos de atención individualizadas y las otras administraciones, así como la sensibilización, la prevención y el trabajo comunitario.

En su definición han participado profesionales sanitarios, trabajadores sociales, gerentes y equipos directivos de distintos centros del sistema, bajo la dirección de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Consejería de Salud y Familias. Asimismo, el proyecto cuenta con la financiación de la Secretaría de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género del Ministerio de Igualdad, en el marco del Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

La iniciativa surge de una idea de un grupo de profesionales del Distrito Sanitario Córdoba Guadalquivir y de la Agencia Pública Empresarial Sanitaria Alto Guadalquivir, centros que actualmente están colaborando en la fase de pilotaje de este nuevo programa de acreditación.

Publicado en Montilla

Coincidiendo con el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, se ha colaborado con distintas entidades del municipio

El Hospital Alto Guadalquivir, de Andújar, ha llevado a cabo una serie de actividades con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemora hoy. En ellas, han colaborado distintas instituciones y entidades de la localidad. Forma parte, además, de las actividades que el centro hospitalario andujareño ha organizado para celebrar su XX Aniversario.

A las 8.15 horas daba comienzo una charla dirigida a profesionales sanitarios, sobre abordaje de la violencia de género en este tipo de colectivos. Del mismo modo, a las 11 horas comenzaba la I Jornada contra la Violencia de Género, dirigida al público general, donde han colaborado la psicóloga del Centro de Información de la Mujer del Ayuntamiento de Andújar, Rosa Aguilar, el trabajador social del Centro de Salud Andújar A, Leopoldo Casas, y el responsable de la Unidad de Atención a la Familia y la Mujer de la Policía Nacional, Ildefonso Martínez. El broche final lo ha puesto el poeta Francisco Fernández 'Pachy', del Foro Ateneo de Andújar.

A las 12 horas, al igual que en todos los centros del sistema sanitario público de Andalucía, los profesionales, junto a los responsables de las entidades, han realizado un minuto de silencio como apoyo a las mujeres víctimas de violencia de género, tras lo que se ha leído un Manifiesto.

Desde el Hospital Alto Guadalquivir se quiere hacer patente de este modo, a las víctimas y a la sociedad en general, que sus profesionales están comprometidos con la erradicación de la violencia contra las mujeres.

Protocolo de atención a la violencia

Ante esta lacra social, el centro hospitalario andujareño lleva muchos años trabajando de forma coordinada con diversas instituciones en la detección precoz de este tipo de violencia, que supone en sí misma un problema de salud pública, y en el establecimiento de circuitos, tanto en la atención sanitaria a las personas afectadas, como en el acercamiento a las víctimas de los recursos existentes para luchar contra ella.

Así, por ejemplo, en línea con los protocolos regionales que posee la Consejería de Salud y Familias, el centro hospitalario dispone de una ‘Guía para la Detección y Atención a Personas con Malos Tratos’, que define las actuaciones a seguir por el personal sanitario y no sanitario en distintas áreas, tales como Urgencias, Ginecología, Medicina Interna, Seguridad, servicios sociosanitarios, además de cualquier otra donde se pueda detectar un caso de malos tratos.

Esta guía pretende dar las claves en cuatro momentos: la detección del caso, la derivación del/la paciente, el ofrecimiento de recursos y la coordinación con otros sectores implicados en la atención a la violencia de género, maltrato a menores y a personas mayores.

Publicado en Montilla

Se mantiene la actividad normal en consultas externas y pruebas diagnósticas, si bien permanece el contacto telefónico con los pacientes para casos como seguimiento de tratamientos y entrega de resultados para evitar desplazamientos al centro y mantener la seguridad

Los hospitales de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir -los comarcales de Andújar y Montilla, así como los de Alta Resolución de Sierra de Segura, Alcaudete, Alcalá la Real y Cazorla, en Jaén, y  los de Puente Genil y Valle del Guadiato, en Córdoba-, han comenzado a adaptar su actividad quirúrgica para adaptarse al aumento de casos de contagio por COVID-19 y dar respuesta con una mayor agilidad, en caso de que se produjera.

En este sentido, al igual que en la primera ola de la pandemia, en los quirófanos se mantiene la actividad urgente, preferente y oncológica, así como las intervenciones necesarias para resolver problemas potencialmente graves de los pacientes, los partos y las cesáreas.

Esta reorganización asistencial viene dada en base a las medidas establecidas para los centros sanitarios desarrolladas por grupos de expertos tanto de la Consejería de Salud y Familias como del Ministerio de Sanidad, y a los propios planes de contingencia de cada hospital, los cuales también están en continuo cambio, adaptándose a las necesidades que van surgiendo con respecto a la atención y casuística diarias.

En la actualidad, dicha reorganización se está llevando a cabo en el Hospital Alto Guadalquivir, el Hospital de Montilla y el Hospital de Alta Resolución de Puente Genil, el cual ya la realizó hace tres semanas ante el aumento del número de ingresos por los contagios producidos en una residencia de la localidad. Estos centros se unen, así, a otros hospitales de la comunidad autónoma en la adopción de esta medida. El resto de hospitales de la Agencia irán adaptando su actividad quirúrgica en función de la necesidad derivada del número de contagios que requieran atención hospitalaria.

Según apunta el gerente de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir, Pedro Manuel Castro, “todos los profesionales están colaborando con voluntad y agilidad en la adaptación de sus centros para prestar asistencia y cuidados a los pacientes en función de las necesidades que van surgiendo cada día”.

Por el momento, se mantiene la programación normal de consultas externas y las pruebas diagnósticas, si bien es cierto que las consultas telefónicas para algunos casos, como son el seguimiento de tratamientos o la entrega de resultados, se está manteniendo siempre y cuando es factible para evitar el desplazamiento de los pacientes a los centros de cara a velar por su seguridad y comodidad.

Por su parte, tanto en Urgencias como en Hospitalización, se mantienen los circuitos diferenciados: uno de ellos está destinado a pacientes con problemas respiratorios y otro para el resto de pacientes. Estos circuitos están atendidos por personal exclusivo en cada uno de ellos.

Castro ha hecho también un llamamiento a la ciudadanía para que no baje la guardia y “todos sigamos manteniendo las medidas de seguridad, higiene y distancia social, que son las mejores herramientas para combatir el virus”.  

Publicado en Montilla

El Plan de Formación Interna 2020-2021 comparte materias con el SSPA, así como otras estratégicas en línea con la contratación pública responsable, la mejora de la gestión pública, la prevención de riesgos laborales, las tecnologías de la información y la igualdad

La Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir ofrecerá a su plantilla de profesionales, que posee una media de 1.900 trabajadores, más de 3.200 plazas en las 79 acciones formativas que se han incluido en el Plan de Formación para el período 2020-2021. Con más de 1.400 horas de docencia contempladas, el objetivo es mejorar la atención asistencial a la ciudadanía a través del desarrollo de los conocimientos y las competencias que se transmiten a los profesionales de los ocho hospitales de la Agencia –los comarcales de Montilla y el Alto Guadalquivir, de Andújar y los hospitales de Alta Resolución de Sierra de Segura, Puente Genil, Alcaudete, Valle del Guadiato, Alcalá la Real, repartidos entre las provincias de Jaén y Córdoba-.

Igualmente, la Unidad de Formación considera en el diseño del Plan de Formación aquellas actividades formativas que facilitan la acreditación profesional incorporando tres tipos de cursos: aquellos cuyo certificado sirve como prueba para validar una competencia, como Soporte Vital; aquellos cuyo desarrollo implica la realización de ejercicios que servirán como prueba para validar una competencia, como la realización de informes de reflexión; y aquellos en los que su contenido sirve de base para realizar pruebas para validar una competencia, como prevención de riesgos laborales.

Cumpliendo con la Estrategia de Formación de la Consejería de Salud y Familias, trata de homogeneizar la gestión de la formación con el resto del sistema sanitario público andaluz (SSPA), a través de procesos y procedimientos que partan de la participación y consenso de profesionales, como el cuestionario de detección de necesidades sentidas y la planificación de la formación continuada adaptada a los distintos perfiles -sanitarios, de gestión y servicios, puestos básicos, cargos intermedios o cargos directivos-.

En el plan se incluyen actividades formativas estratégicas y transversales compartidas para todo el sistema sanitario, así como formación singular o complementaria adaptada a las necesidades propias de los centros, en coherencia y alineados con las metas corporativas, entre las que se encuentran la contratación pública estratégica y responsable, la mejora de la gestión pública, la prevención de riesgos laborales, las tecnologías de la información y las comunicaciones y la igualdad de oportunidades.

En este curso académico se ha primado la formación on line por cuestiones de seguridad frente al COVID-19, realizándose sólo formación presencial y semipresencial en el caso de existir alguna práctica imprescindible, siguiendo todas las medidas de prevención de contagios que se establecen en los distintos protocolos de las autoridades sanitarias, siempre que la normativa lo permita.

Todos los cursos sanitarios ofertados estarán acreditados por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, utilizando un componente cualitativo de 2 puntos para la obtención de los créditos finales de cada actividad, gracias a la reacreditación que logró la Unidad de Formación en el nivel óptimo.

En el período 2019-2020 la valoración media de los cursos realizados ha sido de 5,41 puntos sobre 6 en 75 actividades, con 2.520 profesionales formados, lo que supone una satisfacción muy alta por parte de los mismos.

Publicado en Montilla
Página 1 de 19