Jueves, 31 Enero 2013 17:14

Enfermeras de Montilla y Puente Genil denuncian que se les impide conciliar vida laboral y familiar Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Cuatro enfermeras pertenecientes a SATSE y que trabajan en el Hospital de Montilla y de Puente Geníl han denunciado públicamente ante la Consejería de Salud y Bienestar Social, ante la Consejería de Presidencia e Igualada y ante el Instituto Andaluz de la Mujer, que la Dirección Gerencia de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir ha decidido unilateralmente dificultar y perjudicar la conciliación de la vida laboral y familiar de la mujer trabajadora.

Concretamente de aquellas que tienen concedida una reducción de su jornada laboral y con ello renuncia a su parte de salario, por tener la necesidad de cuidar a hijos menores de 12 años,  así como a personas mayores o con minusvalías.

Ante esta situación estas cuatro enfermeras se han personado en la mañana de hoy en la Delegación de la Junta de Andalucía de Córdoba para presentar sendos escritos dirigidos a  Mª Jesús Montero (Consejera de Salud y Bienestar), a  Susana Díaz (Consejera de Presidencia e Igualdad) y a Soledad Ruiz (Directora del Instituto Andaluz de la Mujer),  dando  registro de entrada a unos documentos en lo que se quejan de que la Dirección de los hospitales les resta derechos que si se mantienen en el resto del sistema sanitario público, por lo que se sienten discriminadas.

Alfonso Gámez (Gerente de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir), afirma SATSE, se intenta excusar en la aplicación de la Ley, pero no consigue, según SATSE, explicar por qué los trabajadores del SAS y los de la Administración General de la Junta de Andalucía, a los cuales también le es de aplicación la Ley, si podrán contar con la bonificación retributiva en la reducción de jornada. Además la aplicación de estas medidas colisionan con la motivación y espíritu de la Ley, que es armonizar las condiciones de trabajo de los empleados públicos de Andalucía, sin distinguir ni generar discriminación ni arbitrariedad, en algo tan sensible como es el cuidados de personas mayores, niños menores y personas con minusvalía.

El Escrito registrado afirma que ejercen una profesión eminentemente feminizada (la Enfermería), y que la incorporación de la mujer al mercado laboral les ha proporcionado libertad y autonomía económica, aunque para muchas de ellas  también ha supuesto verse obligadas a tener una doble presencia: ámbito laboral y ámbito doméstico, y una doble carga de trabajo.

Para intentar paliar los efectos de esa inercia, las Administraciones Públicas de Andalucía han adoptado medidas necesarias para facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral; como la reducción de jornada por cuidados de menores de doce años,  disminuidos/as físicos/as o psíquico/a o sensorial y personas mayores, que  han supuesto una herramienta imprescindible para aliviar, en muchos casos,  jornadas interminables para muchas mujeres  facilitando la conciliación de la vida laboral, familiar y personal que, en el caso concreto de nuestra profesión,  se encuentra además dificultada por jornadas organizadas  por turnos  de trabajo que incluyen la realización de trabajo nocturno, en fines de semana y periodos vacacionales, en los que  nuestros hijos suelen descansar.

Es por este hecho que el sindicato profesional de Enfermería SATSE de Córdoba insta al Instituto Andaluz de la Mujer, y a las Consejerías de Salud y  Bienestar Social  y Presidencia e Igualdad a  velar por el mantenimiento de las políticas de igualdad y conciliación de la vida familiar y laboral que hasta ahora parecían consolidadas en todas las instituciones públicas andaluzas. Ya qué en caso contrario se estaría consintiendo discriminación entre las mujeres y hombres trabajadoras del Sistema Sanitario Público Andaluz, dependiente de la Consejería de salud y de Igualdad de la Junta de Andalucía, en función a su pertenencia a una Agencia o a otra.

SATSE resalta que esta medida además de castigar a la mujer trabajadora, provocará la pérdida sustancial de empleo en los Hospitales de Montilla, Puente Genil y Peñarroya-Pueblonuevo, dado que este nuevo recorte salarial puede provocar la renuncia del trabajador a la reducción de jornada y con ello el despido del profesional contratado que sustituía la jornada de reducción de jornada del titular.

Finaliza SATSE solicitando la sensibilidad que desde un colectivo, el de enfermería, eminentemente femenino solicitamos a las consejerías con responsabilidades en esta materia, gobernadas por mujeres., para que el Gerente de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir Alfonso Gamez, reflexione y resuelva el agravio generado a la mujer trabajadora, así como de manera indirecta a los hijos menores de 12 años y personas mayores o disminuidas a cargo de dichas trabajadoras con reducción de jornada laboral por cuestiones de necesidad familiar y de atención a sus mayores e hijos pequeños.

Visto 1794 veces