Viernes, 04 Enero 2019 10:01

CCOO critica las vergonzosas listas de espera en la sanidad pública cordobesa

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El secretario General del Sindicato Provincial de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Córdoba, José Damas, ha calificado de vergonzosas las listas de espera de la sanidad pública cordobesa, que suman 25.367 personas a la espera de una intervención quirúrgica o de ser atendidos en una consulta de especialista, según los datos publicados por el propio Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Para Damas, la cifra publicada por el SAS acumulando 7.150 personas en espera para una intervención quirúrgica, y 18.217 personas en espera para ser atendidas por un especialista es “intolerable” y solo puede explicarse por “una nefasta gestión sanitaria”. “No es lógico tener a una persona esperando varios meses para ser atendido en cuestión de salud”, dice el responsable sindical quien apunta que, “en la mayoría de los casos, las patologías se agravan y llevan a nuevas complicaciones o se tiene que hacer uso de las urgencias o, en los casos en que las personas pueden hacer frente a un seguro de salud privado, se opta por esta salida costosa”.

Los datos facilitados por el SAS, correspondientes a junio de 2018, recogen un considerable número de pacientes en espera de ser atendidos sobre todo en las especialidades de oftalmología, dermatología y traumatología. Preocupante es la cifra de 5.300 personas en espera de ser atendidos en Rehabilitación, con una espera de entre dos y tres meses. “Todas ellas son especialidades que, curiosamente, tienen una amplia oferta en la sanidad privada”, comenta Damas.

A estas listas de espera hay que sumar la situación de la Atención Primaria. “En estos días se asignan las citas en una semana de media para ser atendidos por el médico de cabecera o pediatra. Esto provoca que, con la bajada de las temperaturas y el incremento de los casos de gripe, muchas personas se vean obligadas a utilizar los servicios de urgencias por no poder esperar una semana, comenzando a visualizarse las salas de espera de urgencias repletas y largas esperas para ser atendidos o pendientes de ingresos”.

Para el secretario General de Sanidad de CCOO de Córdoba, “el acceso al sistema sanitario público debe ser un derecho y una garantía; la salud es fundamental e incuestionable y una de las principales preocupaciones de la ciudadanía. No es lógico, que en nuestro sistema sanitario público, por las largas esperas, se tenga que optar por un gasto extra en atención sanitaria, que en la mayoría de los casos son inasumibles con la situación económica de las familias. El número de pólizas de seguros privados han aumentado considerablemente en la provincia de Córdoba, así como,  las clínicas, centros y hospitales privados que también se han duplicado en servicios y camas en los últimos años, siendo muy coincidente con el aumento de las listas de espera y en especialidades con gran oferta en el sector privado”.

En este sentido, CCOO insiste en que la sanidad pública debe ser un garante de salud y la sanidad privada debe ser, en todo caso, una opción o alternativa para las personas, pero en ningún caso un sustitutivo de la sanidad pública y menos aún con un coste económico para las familias.

Junto a lo anterior, otra de las principales causas del aumento y pérdida de calidad asistencial en la sanidad pública es la falta de profesionales y la pésima gestión en política de personal. “A nivel de contratación, perdemos profesionales que se marchan a la sanidad privada o a otras comunidades autónomas donde se les ofrece mejores condiciones laborales y económicas”, señala Damas quien hace hincapié en que “no es admisible que se agoten los listados de algunas categorías profesiones de la bolsa de empleo del SAS, el mayor gestor de empleo del país, con miles de personas demandantes de empleo inscritas y esperando un empleo. La política gestora del SAS en materia de personal ha demostrado que es torpe e ineficaz cuando sorprendentemente se agotan las listas de bolsa de celador, pinche, lavado y planchado, cocineros, médicos de familia, pediatras o médicos especialistas. Esto es inconcebible con la demanda de solicitudes de trabajo que dispone la bolsa de trabajo del SAS”, remarca.

Los últimos datos facilitados por el Hospital Universitario Reina Sofía en septiembre de 2018 arrojaban una plantilla de 4.919 profesionales en todo el complejo, 171 puestos de trabajo menos que cuatro años antes, cuando el personal del centro sanitario sumaba 5.090 profesionales. Si a estos se suma la pérdida de puestos de trabajo en el resto de la provincia, la pérdida de empleo supera los 400.

“Disponemos equipos infrautilizados, instalaciones saturadas por falta de espacio y sin embargo, tenemos un centro sanitario infrautilizado y semi abandonado como es el Hospital de Los Morales, donde hay espacios para ubicar salas para rehabilitación, diálisis, quirófanos de cirugía menor, consultas, etc. que siguen sin utilizarse”, critica Damas quien insiste en que “tenemos medios materiales e instalaciones pero es necesario una verdadera política de apuesta por el empleo y sanidad pública para solucionar muchos de los problemas de atención sanitaria que hoy sufre la población cordobesa”.

Visto 115 veces