Viernes, 03 Mayo 2019 14:48

CCOO consigue celebrar elecciones sindicales en una empresa de reparto sin sede física

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

CCOO ha conseguido celebrar por primera vez en Córdoba unas elecciones sindicales en una empresa de reparto a domicilio de comida y bebida que carece de sede física en la provincia. La empresa, Mission Box, cuenta con 15 trabajadores y trabajadoras en Córdoba que funcionan a través de una aplicación móvil.

El coordinador de elecciones sindicales del Sindicato Provincial de Servicios de CCOO de Córdoba, Eduardo Ruiz, explica que la convocatoria de elecciones fue una iniciativa de la plantilla ante las malas condiciones laborales y las múltiples irregularidades que viene cometiendo la empresa.

De hecho, el candidato de CCOO, Antonio Ramón García Sánchez, fue despedido al conocerse el preaviso de las elecciones, motivo por el que se ha interpuesto una denuncia solicitando la nulidad del despido.

Al ser despedido por causas sindicales, la ley prevé que pueda tomar parte en las elecciones en tanto se determina la legalidad del despido, por lo que finalmente pudo presentar su candidatura, la única presentada, siendo elegido delegado a pesar de encontrarse despedido.

“Realizar estas elecciones ha sido todo un hito no solo por la inexistencia de una sede física de la empresa, que tiene su sede en Sevilla, sino por tratarse de un sector muy desregularizado y precarizado”, señala Ruiz quien critica la actitud obstruccionista de la empresa que no ha facilitado la celebración de estos comicios. “Nos proporcionó el censo después de enviarle un burofax y un correo con dicho burofax y no han facilitado ni la firma ni el sello de la empresa para el acta electoral aunque se le han enviado varios correos solicitándolo”, apunta el responsable sindical.

Las irregularidades y abusos de la empresa son múltiples. El último caso es que la empresa ha decidido pagar a su plantilla en especie a través del pago de la moto que utilizan para los repartos y de la que deben hacerse responsables, siendo multados con 500 euros en caso de sustracción.

Ruiz denuncia que “la empresa despide siempre por causas disciplinarias y para ello utiliza siempre el mismo argumento: que el trabajador o trabajadora no atiende las llamadas y por tanto no realiza su trabajo”, un argumento que CCOO trata ahora de rebatir en los tribunales.

Aunque “la actividad sindical está penalizada en esta y otras empresas del sector, CCOO no va a dejar de trabajar por mejorar las condiciones laborales de las personas que trabajan en ellas, la mayoría jóvenes, y por hacer cumplir el convenio colectivo”, recalca el responsable de elecciones sindicales del Sindicato Provincial de Servicios quien pone de manifiesto la importancia de contar con representación sindical en las empresas para plantar cara a los abusos de las empresas, especialmente, en sectores como éste del reparto a domicilio.

Visto 374 veces