Miércoles, 08 Abril 2020 11:20

CCOO califica de engaño que Aguirre anuncie como una paga extra la productividad de los profesionales de la sanidad pública

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El Sindicato Provincial de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Córdoba considera inaceptable que el Consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, pretenda vender el pago a cuenta en julio de un 35% del complemento de rendimiento profesional (CRP) correspondiente al trabajo y objetivos fijados en el 2019 para los profesionales de la sanidad pública como una gratificación o plus por la lucha y dedicación frente al coronavirus.

Para el secretario General de este sindicato provincial, José Damas, que “se vincule el abono de parte del CRP de 2019, que se viene abonando desde hace más de una década, al trabajo realizado por los profesionales del SAS durante la pandemia del COVID-19 y que se utilice como herramienta de marketing político en estos momentos solo puede calificarse como un inaceptable insulto a los profesionales de la sanidad”.

“En todo caso, ni mucho menos se trata de una medida incentivadora, sino que en realidad se aplica por la imposibilidad actual de la Administración sanitaria de realizar las evaluaciones a cada profesional y justificar una vez más el fraccionamiento en dos plazos”, afirma Damas.

El responsable sindical señala que “el consejero de Salud y Familias ha puesto sobre la mesa en un momento inapropiado el abono del Complemento al Rendimiento Profesional (CRP) de 2019, que hasta 2011 se abonaba en un solo pago anual y desde 2012, cuando se impusieron los recortes aplicados por la Junta de Andalucía, en el SAS se paga el CRP con un recorte actual en torno al 30% de la cuantía total que se estipula en función de la plantilla, al no abonarse los remanentes, fraccionarse los pagos y aplicarse determinados factores correctores, todo ello en detrimento y perjuicio de los profesionales de la sanidad”.

“No puede publicitarse mayor ofensa para los profesionales de la sanidad que este anuncio de gratificación por su dedicación, trabajo y lucha contra el coronavirus, pero más vergonzoso aún es anunciar como premio que se va abonar en julio el 35% de las cantidades integras anuales que corresponden a cada categoría profesional y que en octubre se les abonará el restante 65%, previa aplicación de las evaluaciones personales de la consecución de objetivos, es decir, un pago a cuenta, que en octubre vendrá con recortes”, critica el secretario General.

En este sentido, Damas sostiene que este anuncio “no es un extra para los profesionales del SAS, es una retribución fijada en su masa salarial con la que CCOO ya ha manifestado en años anteriores su disconformidad”. De hecho, el sindicato reivindica el cambio de modelo de retribución, priorizando el paso de este complemento a conceptos salariales fijos, por considerar el modelo actual un complemento injusto, insolidario y, sobre todo, discriminatorio y enriquecedor para cargos directivos y jefaturas de servicios. CCOO recuerda que existe una diferencia de hasta un 2.500% entre lo que llega a percibir una Dirección de Unidad de Gestión Clínica (UGC) y un profesional del Grupo E -celador, pinche, lavandería, etc.-, que recibe 571 euros frente los 14.250 euros que puede llegar a recibir la Dirección de UGC.

Para el sindicato, y hasta la negociación de un nuevo modelo de CRP en Mesa Sectorial, en estos momentos de esfuerzo titánico de los profesionales se debe otorgar de oficio y automáticamente a toda la plantilla la puntuación máxima y, por tanto, proceder al abono del 100% de las cuantías correspondientes al CRP del año 2019 para cada una de las categorías, y en un solo pago en la nómina complementaria de junio de 2020, con la supresión del requisito mínimo de los cuatro meses de servicios prestados, al objeto de recompensar la labor desarrollada por el personal contratado.

CCOO insta al consejero de Salud a que, en lugar de emitir anuncios a bombo y platillo, se comprometa firmemente para intensificar y mejorar las medidas de protección y que en mínimo tiempo se doten los EPIs necesarios en los centros de trabajo y se pueda generalizar la realización de los tests de detección del COVID-19 para los y las profesionales,  y “si verdaderamente quiere recompensar a sus profesionales por su labor y esfuerzo en esta crisis sanitaria, piense en una compensación con jornadas extras de descanso o con una retribución extra, pero nunca a costa de enmascarar la que ya perciben los profesionales”, apostilla José Damas.

Visto 470 veces