Miércoles, 06 Octubre 2021 15:50

«IGLESIA POR EL TRABAJO DECENTE» RECLAMA UNA «NUEVA NORMALIDAD» QUE ERRADIQUE LA PRECARIEDAD LABORAL PREVIA A LA PANDEMIA

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

La iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente (ITD)  —que en Córdoba impulsan los Equipos Parroquiales de Pastoral Obrera, los movimientos apostólicos Juventud Obrera Cristiana (JOC), la Acción Católica Obrera (ACO), las Hermandades del Trabajo, la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), así como otras instituciones eclesiales diocesanas como Cáritas, la Conferencia Española de Religiosos y Religiosas (CONFER), Manos Unidas, la Delegación de Migraciones y el Secretariado de Pastoral del Trabajo — celebra por séptimo año consecutivo la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, que se conmemora el 7 de octubre, promovida por la CSI (Confederación Sindical Internacional) y apoyada por la OIT (Organización Internacional del Trabajo).

                Con ese motivo, ITD lanza un Manifiesto bajo el lema «Ahora más que nunca trabajo Decente» para reivindicar el trabajo “como derecho y medio para desarrollarnos, crecer y realizarnos como personas”, una reclamación especialmente necesaria en el escenario marcado por la pandemia, que ha añadido precariedad en el mundo del trabajo. Por ello, “la nueva `normalidad´ no puede ser la precariedad que venimos sufriendo desde antes de la pandemia”, que obedece a “un modelo económico basado en el beneficio, que no duda en explotar y descartar a la persona”. El comunicado señala la necesidad de incrementar las mejoras salariales entre los trabajadores,  incluido el Salario Mínimo Interprofesional, de modo que “todos tengan garantizada la cobertura de sus necesidades mínimas vitales”. Asimismo, el escrito recoge la necesidad de una reforma de la ley de  extranjería que “no deje en la irregularidad a las personas migrantes”.

                Las organizaciones de ITD ponen el foco el aumento de la precariedad que la Covid-19 está suponiendo para “el personal de limpieza y sanitario sin Equipos de Protección Individual”, junto a los problemas detectados en “las condiciones laborales y falta de medidas de prevención en riesgos para la salud de las trabajadoras de hogar; las personas teletrabajando sin disponer de medios tecnológicos y dispositivos por parte de la empresa” o aquellas “que, a pesar de estar en ERTE, se han visto obligados a teletrabajar desde casa”. Estas situaciones han impedido a un número importante de trabajadores “acceder a ERTE o cualquier tipo de escudo social”.

                El Manifiesto denuncia, también, las dificultades existentes en el acceso al trabajo derivadas del “modelo de relaciones laborales actual, que no asegura acceder a un trabajo decente que permita atender necesidades básicas como llegar a fin de mes, conciliar la vida laboral y familiar, el acceso a la vivienda, la seguridad y salud laboral, o la participación social”. Esta es una situación que afecta especialmente a jóvenes y mujeres, “víctimas de una de las mayores tasas de desempleo, trabajos peor remunerados y elevada rotación”.

Reivindicaciones

                En esta Jornada Mundial por el Trabajo Decente, ITD pone el foco en que el Estado ponga los medios necesarios para asegurar el cumplimiento de la normativa sobre las condiciones de trabajo y prevención de riesgos laborales, con especial hincapié en las condiciones infrahumanas en las que siguen viviendo muchas personas trabajadoras temporeras en asentamientos de zonas hortofrutícolas. Asimismo, piden asegurar un empleo de calidad en los sectores privado y público; disminuyendo la contratación temporal y parcial e impulsando la contratación indefinida y la jornada completa.

 Algunos datos sobre la situación del trabajo decente en España y en la provincia de Córdoba

                Junto a ello, en el marco de esta Jornada las organizaciones promotoras de Iglesia por el Trabajo Decente ponen el foco sobre algunas cifras que hablan de la dimensión de los problemas a los que se enfrenta el mercado laboral en nuestro país y, de manera más profunda, en nuestra provincia.

                Hay 3.543.800 de personas en desempleo (15,3% de tasa de paro).  El 17,4% entre las mujeres y el 13,4% entre los hombres. La población de menos de 25 años presenta el 38,4% de tasa de paro. La población migrante tiene un índice de paro del 23,75.

                En la provincia de Córdoba, en el segundo trimestre de 2021, hay 82.725 personas sin empleo (22,64% de tasa de paro).  El 27,92% son mujeres y el 18,41% son hombres. La tasa de paro juvenil en la provincia se sitúa en el 40,80%. En Andalucía la tasa de paro de la población migrante es del 27,10%

                Además, el 25,06% de las personas trabajadoras tiene contrato temporal y hay 1.736.000 personas que llevan más de un año en paro y de ellas, 938.000 llevan más de dos años.

                Córdoba se mantiene a la cola del ranking nacional por el salario medio anual que perciben sus trabajadores, que fue de 15.477 euros en el 2019 (el quinto más bajo) de acuerdo con la información publicada por la Agencia Tributaria.

Actos reivindicativos en todo el país

                Las entidades y movimientos de Iglesia participantes en ITD han convocado, bajo el hashtag #ahoramásquenuncatrabajoDecente, numerosos actos reivindicativos y celebrativos en todas las plazas y parroquias de las diócesis de toda España, que irán acompañados por diversas acciones virales en redes sociales.  En concreto, en la diócesis de Córdoba, se realizará, el jueves día 7 de octubre, una vigilia de oración y un acto público. La Vigilia se celebrará en la parroquia del Salvador y Santo Domingo de Silos (La Compañía) a las 19h. y el acto público se llevará a cabo en la plaza de las Tendillas a las 20h.

Visto 139 veces